Sutra 41: Atado para siempre

Si eres feliz a expensas de la felicidad de otro, estás atado para
siempre (Budha).
La felicidad a costa de otro no es felicidad, es posesión. Todo lo
que poseas aquí, es a expensas de otro, y por lo tanto es una
posesión manchada. Para ser feliz debes saber disfrutar, y el
verdadero disfrute se da en la libertad y en la inseguridad, de
uno mismo, no de otra persona. Desapégate, piensa y vive sólo
en la acción, no en el resultado.

Recopilaciones
Cuentos y Fabulas
de BUDA
Sri Deva Fénix (Prof. Félix E. Díaz)

LOS 10 LADRONES DE TU ENERGÍA:

http://tusaludpuravida.blogspot.com/2013/07/los-10-ladrones-de-tu-energia.html

Claves para fortalecer

Generalmente se ha dicho que Sócrates creía….

Generalmente se ha dicho que Sócrates creía en la posibilidad de enseñar la virtud y, en realidad,
parece haber sostenido que hablar y pensar acerca de la piedad, de la justicia, del valor, etc. permitía
a los hombres convertirse en más piadosos, más justos, más valerosos, incluso sin proporcionar
definiciones ni valores para dirigir su futura conducta. Lo que Sócrates creía realmente sobre tales
asuntos puede ser ilustrado mejor a través de los símiles que se aplicó a sí mismo. Se llamó tábano y
comadrona, y, según Platón, alguien lo calificó de “torpedo”, un pez que paraliza y entumece por
contacto; una analogía cuya adecuación Sócrates reconoció a condición de que se entendiera que “el
torpedo, estando él entorpecido, hace al mismo tiempo que los demás se entorpezcan.
En efecto, no es que, no teniendo yo problemas, los genere en los demás, sino que, estando yo
totalmente imbuido de problemas, también hago que lo estén los demás”, lo cual resumenítidamente la única forma en la que el pensamiento puede ser enseñado; aparte del hecho de que
Sócrates, como repetidamente dijo, no enseñaba nada por la sencilla razón de que no tenía nada que
enseñar: era “estéril” como las comadronas griegas que habían sobrepasado ya la edad de la
fecundidad. (Puesto que no tenía nada que enseñar, ni ninguna verdad que ofrecer, fue acusado de
no revelar jamás su opinión personal, como sabemos por Jenofonte, que lo defendió de esta
acusación.) Parece que, a diferencia de los pensadores profesionales, sintió el impulso de investigar si
sus iguales compartían sus perplejidades, un impulso bastante distinto de la inclinación a descifrar
enigmas para demostrárselos a los otros (…)
Sócrates es un tábano: sabe como aguijonear a los ciudadanos que, sin él, “continuarían durmiendo
para el resto de sus vidas”, a menos que alguien más viniera a despertarlos de nuevo. ¿Y para qué los
aguijoneaba? Para pensar, para que examinaran sus asuntos, actividad sin la cual la vida, en su
opinión, no sólo valdría poco sino que ni siquiera sería auténtica vida. Sócrates es una comadrona. Y
aquí nace una triple implicación: la “esterilidad”, su experiencia en saber librar a otros de sus
pensamientos, esto es, de las implicaciones de sus opiniones, y la función propia de la comadrona
griega de decidir acerca de si la criatura estaba más o menos adaptada para vivir o, para usar el
lenguaje socrático, era un mero “huevo estéril” del cual era necesario liberar a la madre (…)
atendiendo a los diálogos socráticos, no hay nadie entre los interlocutores de Sócrates que haya
expresado un pensamiento que no fuera un “embrión estéril”. Sócrates hace aquí lo que Platón,
pensando en él, dijo de los sofistas: hay que purgar a la gente de sus “opiniones” -es decir, de
aquellos prejuicios no analizados que les impiden pensar – sugiriendo no sólo no conocemos sino
que no podemos conocer y, al proporcionarles su verdad, los ayuda no sólo a liberarse de lo malo –
sus opiniones- sino hacerlos buenos.

200 T E XTOS
IDEAS, PENSAMIENTOS, COMENTARIOS, POESÍAS, CANCIONES
PARA LEER Y COMPARTIR CADA DIA
PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO
norojor@cablenet.com.ar

La mente cuántica: cómo podemos transformar nuestra realidad

https://lamenteesmaravillosa.com/la-mente-cuantica-como-podemos-transformar-nuestra-realidad/?utm_content=buffer8bb48&utm_medium=social&utm_source=pinterest.com&utm_campaign=buffer

cita259

Muchos de los que viven merecen morir y algunos de los que mueren merecen la vida. ¿Puedes devolver la vida? Entonces no te apresures a dispensar la muerte. Pues ni el más sabio puede discernir esos extremos.Cerrar comillas

El señor de los anillos: La comunidad del anillo

Aprecio y gratitud: Un manual básico por Tom Kenyon — Compartiendo Luz con Sol

@solitalo Este es un manual breve sobre el uso de las emociones coherentes – específicamente las de aprecio y gratitud – para afectar tu percepción de ti mismo así como del mundo que te rodea. Escribí esto para resolver un interrogante que surgió de un mensaje de los Hathors titulado “La Meditación de Sonido del […]

a través de Aprecio y gratitud: Un manual básico por Tom Kenyon — Compartiendo Luz con Sol

Cita

Anteriores Entradas antiguas

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Compartiendo Luz con Sol

Esoterismo y Espiritualidad

Josep Pamies blog

una opinion silvestre

salvela

Literatura, fotografía y comentarios literarios y cinematográficos

Porque la vida es irreparable y la podemos destruir aun más

La desesperación, surrealidad, flojera, miedo, dolor, alegría de lo que hacemos a diario, viéndolo desde un punto de vista alterno

Huellas en mi alma

El blog personal de Ema

Árbol en tierras Salvajes

Todos Buscamos respuestas, yo tengo algunas y quiero compartirlas contigo

~El carpe diem en su mejor verso

"La inspiración te busca, deja que te encuentre aquí."

Ecos de la distancia

Blog de la autora Estefanía Jiménez

Redalmados

Educación, Discapacidad, Psicología, Orientación, Curiosidades y mucho más

La letra pequeña crece

Cosas que se me pasan por la cabeza y que me atrevo a escribir...

Poemas Desde el Vacío

Sitio de Convergencia de Saberes

traficodeletras

Lima-Peru (PARODY)

enero11

Literatura para romper el tiempo.

ESTEFANÍA Y SUS ROLLOS

"Vengo de una raza conocida por el vigor de su fantasía y por el ardor de su pasión" E.A.Poe

Eltiempohabitado's Weblog

Blog de Julie Sopetrán. Poesía para niños y adultos.