Cuando cesas de ser yo, te transformas en Dios (Recordando lo que Es: 56)

Tu existencia es la vida y la vida es tu existencia. Eres la vida en su totalidad e integridad, sin excepciones: la vida que en ti bulle y palpita y sobre la que ahora permaneces alerta (vivo, existo, soy); y la vida toda que se mueve y desenvuelve a tu alrededor y de la que tú eres el espacio que la hace posible. Y en esta toma de consciencia, cesa todo lo que antes conjugabas como “yo”, “me”, “mí”, “mío” o “mi”… Flotando en el Río de la Vida, percibes que no es que flotes en él, sino que eres el río, que eres la Vida: ¡la vida eterna!… Eres mucho más allá de lo que hasta ahora venías considerando “tu” vida porque eres la propia vida –Unicidad– en todas sus manifestaciones y expresiones –diversidad–. Eres todas las formas y modalidades de vida de la Creación y el Cosmos y, a la vez, no tienes ninguna identidad concreta –ni física, ni álmica espiritual; ni individual, ni colectiva–. Eres Nada y, por lo mismo, eres Todo; eres Todo y, por lo mismo, eres Nada. Vives la experiencia de “Nadeidad”, que abre las puertas a la experiencia de “talidad”, y naces de nuevo -“Nataldeidad”- para no ser nada, siendo todo; para ser todo, siendo nada… Ya no hay límites ni separación. No existe un punto, un lugar, una frontera donde termines tú y empiecen las cosas y los otros. Ya no hay ruptura ni fragmentación alguna… La Humanidad, la Naturaleza, el mundo y el Cosmos siguen ahí. Sin embargo, sus componentes ya no son objetos, sino que forman parte de ti: la roca ya no se sostiene en el exterior, sino dentro de ti; la flor ya no florece fuera, sino que brota en ti; los pájaros ya no vuelan en el cielo, sino en tu interior; el Sol ya no es una luz distante, sino que brilla en tu seno; las estrellas ya no son destellos en el espacio, sino que vibran en ti; el otro ya no es otro, sino que vive en ti y es tu propia vida. ¡Desde la Nadeidad, vives la talidad, la totalidad! Ha saltado hecha añicos la barrera que te separaba de lo real. Esa barrera era la mente y ya no existe. Ella hacía que percibieras objetos a tu alrededor y a ti como sujeto distinto de ellos, pero ahora ves más allá de la mente y te percatas de que la división entre los objetos y el sujeto era sólo un sueño… Ciertamente, la roca, la flor, los pájaros, el Sol, la estrella o el otro no se evaporan. Continúan estando ahí. Sin embargo, ahora carecen de fronteras, no están limitados: la figura y el fondo se vuelven uno, sus identidades han desaparecido. Ya no son objetos y tú dejas de ser un sujeto. Lo observado está en función del observador; y el observador se convierte en lo observado. Esto no significa que te hayas convertido en roca. Pero al no haber mente, no existe ninguna línea divisoria que te separe de ella; y la roca ya no tiene ningún límite que la separe de ti. Ambos os habéis encontrado y fundido. Tú sigues siendo tú, la roca sigue siendo la roca, pero existe una unión… La visión acerca de tu existencia como sujeto se debía a la percepción que tenías de los objetos de tu entorno: tus límites existían a causa de los límites que a través de tus sentidos corpóreo-mentales conferías a las cosas que te rodean. Y al perder ellas sus límites, tú pierdes los tuyos. Entonces estalla la Unicidad: la unidad de la vida, de la existencia… Ya no está el “yo”. Ya no eres y aun así eres. Realmente, por primera vez existes. Eso sí, como el todo, no como el individuo, lo sujeto, lo limitado, lo demarcado. Esta es la paradoja: te pierdes a ti, pero ganas el todo. Es la paradoja implícita a la vivencia y la experiencia del Yo Soy, que es, a la vez, la del no-ser: cuando te pierdes a ti mismo, te conviertes en el mundo entero; cuando cesas de ser yo, te transformas en lo que siempre has sido, es decir, Dios.

=======================================================

Una nueva entrega de Recordando lo que Es se publica en este blog cada domingo.

=======================================================

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Berta coach espiritual

coach espiritual y videncia tarot

Compartiendo Luz con Sol

Esoterismo y Espiritualidad

Josep Pamies blog

una opinion silvestre

salvela

Literatura, fotografía y comentarios literarios y cinematográficos

Micromios Blog

relatos cortos, microrelatos y cuentos

Un Lugar para isabel...cine y libros

¡La magia del cine y el placer de los libros!

Porque la vida es irreparable y la podemos destruir aun más

La desesperación, surrealidad, flojera, miedo, dolor, alegría de lo que hacemos a diario, viéndolo desde un punto de vista alterno

Huellas en mi alma

El blog personal de Ema

Árbol en tierras Salvajes

Todos Buscamos respuestas, yo tengo algunas y quiero compartirlas contigo

~El carpe diem en su mejor verso

"La inspiración te busca, deja que te encuentre aquí."

Ecos de la distancia

Blog de la autora Estefanía Jiménez

Redalmados

Educación, Discapacidad, Psicología, Orientación, Curiosidades y mucho más

La letra pequeña crece

Cosas que se me pasan por la cabeza y que me atrevo a escribir...

Poemas Desde el Vacío

Sitio de Convergencia de Saberes

traficodeletras

Lima-Peru (PARODY)

enero11

Literatura para romper el tiempo.

ESTEFANÍA Y SUS ROLLOS

"Vengo de una raza conocida por el vigor de su fantasía y por el ardor de su pasión" E.A.Poe

A %d blogueros les gusta esto: