MAESTRO Y DISCÍPULO ENFRENTAN EL RÍO

Un discípulo tenía tanta fé en los poderes del gurú Sanjai, que cierta
vez lo llamó a la vera del río:
-Maestro, todo lo que aprendí con usted hizo que mi vida cambiara. Fui
capaz de reanudar mi matrimonio, de llevar adelante los negocios de mi
familia, de hacer caridad con todos mis vecinos. Todo lo que pedí en su
nombre, con fé, lo he conseguido.
Sanjai miró al discípulo, y su corazón rebosó de orgullo.
El discípulo se aproximó a la margen del río:
-Mi fé en sus enseñanzas y en su divinidad es tanta, que va a ser suficiente
con que pronuncie su nombre para que pueda caminar sobre las
aguas.
Antes que el maestro pudiera decir nada, el discípulo se metió en el río,
gritando:
-¡Loado sea Sanjai! ¡Loado sea Sanjai!

dio el primer paso. Y otro.
Y un tercero. Su cuerpo comenzó a levitar, y el joven consiguió llegar a
la otra orilla del río sin siquiera mojarse los pies.
Sanjai miró sorprendido al discípulo, que saludaba desde la otra orilla,
con una sonrisa en los labios.
“¿Querrá decir que estoy mucho más iluminado de lo que creía? ¡Podría
tener el monasterio más famoso de toda la región! ¡Podría estar a la altura
de los grandes santos y gurús!”
Decidido a repetir el hecho, se acercó a la orilla, y comenzó a gritar,
mientras caminaba río adentro:
-¡Loado sea Sanjai! ¡Loado sea Sanjai!
Dio el primer paso, el segundo, y en el tercero ya estaba siendo arrastrado
por la corriente. Como no sabía nadar, su discípulo tuvo que tirarse
al agua para salvarlo de una muerte segura.
Cuando regresaron a la orilla, exhaustos, Sanjai se quedó en silencio
por largo tiempo. Finalmente, dijo:
-Espero que entiendas con sabiduría lo que aconteció hoy. Todo lo que
yo te enseñé fueron las sagradas escrituras, y la manera correcta de
comportarse. Sin embargo, eso no hubiera sido suficiente si no hubieras
agregado lo que estaba faltando: la fé en que tales enseñanzas podrían
mejorar tu vida.
“Yo te enseñé, porque mis maestros me enseñaron. Pero, mientras yo
pensaba y estudiaba, tú practicabas lo que ibas aprendiendo. Gracias
por hacerme entender que, muchas veces, el hombre no cree en lo que
desea que otros crean”.

PAULO COELHO
Reflexiones Diarias
Del miércoles 31 de agosto de 2000 al miércoles 31 de enero de 2001

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Berta coach espiritual

coach espiritual y videncia tarot

Compartiendo Luz con Sol

Esoterismo y Espiritualidad

Josep Pamies blog

una opinion silvestre

salvela

Literatura, fotografía y comentarios literarios y cinematográficos

Micromios Blog

relatos cortos, microrelatos y cuentos

Un Lugar para isabel...cine y libros

¡La magia del cine y el placer de los libros!

Porque la vida es irreparable y la podemos destruir aun más

La desesperación, surrealidad, flojera, miedo, dolor, alegría de lo que hacemos a diario, viéndolo desde un punto de vista alterno

Huellas en mi alma

El blog personal de Ema

Árbol en tierras Salvajes

Todos Buscamos respuestas, yo tengo algunas y quiero compartirlas contigo

~El carpe diem en su mejor verso

"La inspiración te busca, deja que te encuentre aquí."

Ecos de la distancia

Blog de la autora Estefanía Jiménez

Redalmados

Educación, Discapacidad, Psicología, Orientación, Curiosidades y mucho más

La letra pequeña crece

Cosas que se me pasan por la cabeza y que me atrevo a escribir...

Poemas Desde el Vacío

Sitio de Convergencia de Saberes

traficodeletras

Lima-Peru (PARODY)

enero11

Literatura para romper el tiempo.

ESTEFANÍA Y SUS ROLLOS

"Vengo de una raza conocida por el vigor de su fantasía y por el ardor de su pasión" E.A.Poe

A %d blogueros les gusta esto: