Soñar en compañía

Soñar en compañía Posted: 05 Jan 2022 07:00 PM PST Uno de los beneficios más relevantes de un descanso de calidad, al margen de los beneficios físicos, biológicos, emocionales y psicológicos, es la posibilidad de conectar con nuestra orientación de Alma. Los diversos compromisos y retos de nuestro día a día, requieren, en ocasiones, de una capacidad de atención y energía que pueden, si no estamos muy despiertos, adormecer nuestra conciencia y es, justo en el momento en el que la materia descansa, cuando nuestra esencia encuentra la facilidad para recargarse, no sólo de energía, sino de lucidez. Facilitar esta posibilidad es una de las mejores inversiones junto con cuidar de un estilo de vida saludable. Hay ya muchos estudios que revelan la relación directa de la falta de descanso con problemas de conducta y muchos de ellos, surgen de una insatisfacción profunda sobre la incapacidad de reconectar cada noche con la profundidad de nuestra esencia para refrescarla. En el proceso de adormecimiento de la materia para facilitar la activación de nuestro aspecto más sutil, es necesario atravesar varias fases hasta llegar a la más profunda donde el alma encuentra con sencillez la capacidad de conectar con su ligereza y redireccionar su rumbo. Las personas que tienen integrado un buen hábito de sueño en el que, incluso previo a su introducción, ralentizan sus propios ritmos por medio de la meditación, el mindfullnes o la lectura serena, suelen atravesar con mucha más rapidez las capas de la materia. Sin embargo, incluso para estas personas, hay un factor extra que puede, en algunas ocasiones o temporadas, dificultar este proceso: dormir en compañía. Cuando emprendemos el viaje del sueño, cada fase que atravesamos (física, mental, emocional, sensorial…) lleva un determinado tiempo según lo activa que estuviese antes del sueño. Si en ese viaje surge una interrupción por cualquier motivo y se activan de nuevo aspectos de nuestra materia, debemos volver a recorrer el camino de vuelta al descanso profundo y, al dormir en compañía, estas interrupciones suelen ser más probables. Hay muchas personas que encadenan muchas noches seguidas sin recargar su esencia por alteraciones en su descanso debido a las propias alteraciones de su pareja de sueño. Si sientes que lo expuesto en este artículo te resuena, las siguientes pautas pueden ayudarte: +Trata en lo posible de usar textiles naturales como el algodón y evitar los sintéticos. En el caso de que una de las dos personas haya acumulado mucha tensión nerviosa durante el día, las fibras sintéticas pueden conducir el exceso de tensión y llegar a percibirlo la otra persona. +El espacio mínimo en el que una persona descansa con seguridad y confort es de 80 cm. Para dormir en compañía se debería de sentir que cada uno dispone de ese espacio. En el caso de que no sea posible dormir en un colchón de un mínimo de 160cm, es importante prestar atención a que el material del que esté compuesto el colchón impida en lo posible que el peso de una persona y sus movimientos influyan en la otra. +Tratar en lo posible de evitar el metal en el cabezal o en la estructura de la cama ya que, al igual que la ropa de cama sintética, favorece la conductividad de las tensiones y de algunas radiaciones. +Tratar de tener representados de forma sutil los cinco elementos naturales para que ayuden a ordenar el exceso de energía. +Lo más importante: que dormir en compañía sea siempre una elección de amor, de esa forma, el acto de acostarse no será en sí un acto de tensión y desde el amor, cualquier interrupción nos lleva de nuevo de forma rápida al camino de la verdad. ================================================================================ Autor: Andrés Tarazona (andres@andrestarazona.com) https://andrestarazona.com/ Todos los jueves, desde el 7 de noviembre de 2019, Andrés comparte en este blog una serie de publicaciones centradas en el Diseño Sentido: interiorismo y diseño consciente de viviendas, comercios y empresas que mejoran la calidad de vida. Todas están a tu disposición de manera gratuita a traves del e-book Habitar, al que puedes acceder a través de este enlace: https://bit.ly/Habitar-PDF ==========================el cielo en la tierra======================================================

Inhibir las modificaciones de la mente

Inhibir las modificaciones de la mente Posted: 04 Jan 2022 07:00 PM PST Me lleno de entusiasmo y salgo a la calle con el propósito de hacer encuestas que me ayuden a comprender las causas del sufrimiento humano. ●     Me causa sufrimiento que no he podido visitar a mis seres queridos que están lejos. ●     He perdido a un ser querido muy cercano hace poco. ●     No encuentro trabajo y estoy muy disgustado. ●     No he logrado aprobar mi año de estudios. ●     Me ha dejado mi pareja y me siento muy sola ●     He roto mi relación de pareja y ahora no estoy seguro si debería haberlo hecho. ●     Tengo una enfermedad terminal ●     Tengo miedo de las vacunas y la pandemia. ●     Mis hijos no se ocupan de mí, porque se han emancipado y ahora ni me visitan, ni siquiera me llaman. ●     Tengo un hijo que pretende vivir conmigo para siempre creo, no ha logrado formar una familia y lo tengo de parásito en casa. ●     Mis padres se desentienden de mi, no les importan mis cosas y viven para ellos. ●     Sufro por el futuro de este mundo, todo lo que ocurre y creo que irá a peor. ●     Me duele la violencia de género y veo que va a peor. ●     Sufro mucho por lo que le estamos haciendo a los animales. ●     Estamos perdidos por lo que ocurre con el cambio climático. ●     Sufro por los refugiados y marginados del mundo. ●     En el mundo hay más inseguridad que niebla en Londres, aquí vamos a peor. ●     Me he quedado en la ruina, he perdido mi empleo. ●     Los políticos son un asco, no creo en ninguno. ●     No logro bajar de peso y nadie me quiere. ●     Vivo con mi pareja en un piso oscuro y feo y no puedo cambiar. ●     (…) Asombrosamente para mí, nadie dice nada de las modificaciones de la mente que he leído en un libro muy antiguo, donde se habla, precisamente de estos temas: los Yoga-Sutras de Patanjali ¿Hemos olvidado algo con el paso del tiempo? Me pregunto y me pongo a profundizar: ¿Qué es inhibir una modificación de la mente? “A la serie de pensamientos que se suceden de forma continua, en la vida del hombre, se les llama en YOGA, MODIFICACIONES DE LA MENTE” Encuentro eso y lo desplumo, lo mastico poco a poco: Así que los pensamientos se suceden de forma continua en nuestra mente.  Ella produce pensamientos sin parar y cuando sigo buscando me quedo con los ojos como platos: 60 mil al día aproximadamente 95% de estos de forma automática, en cadena, o sea que unos llevan a otros. El 80% de esos pensamientos son negativos. ¡Pues vaya! Iré a la calle de nuevo a ver qué cree la gente: Yo pienso poco, dice uno. No me caliento la cabeza con casi nada. Pienso en lo mucho que quiero a mi familia y a mi marido. ●     Yo casi no pienso, voy mirando lo que ocurre y trato de estar tranquilo ●     ¿Pensar? Eso no sirve de nada. Hay que actuar. ●     Pienso cuando necesito  resolver problemas de mi trabajo, pero no soy muy filósofo. ●     Hombre, soy estudiante de medicina, tengo que pensar mucho. Pero fuera de eso no pienso mucho. ●     Me paso la vida pensando y no resuelvo nada. Pensar es perder tiempo. ●     Muchísimo, le doy vueltas a todo y me crea ansiedad. ●     Pues, pienso mucho en lo que ha sido mi vida y la melancolía y añoranza me matan. ●     Pienso en como ganar más dinero. ●     Soy muy analítico y pienso todo antes de hacerlo. ●     Me dejo llevar siempre por lo primero que se me ocurre y no pienso mucho. ¿Qué sé yo? Si hace falta pensar, pienso y actúo, me dice alguien. Bueno, pues es evidente que hay desconocimiento por parte de la mayoría de las personas. ¿Y eso a qué se deberá? Parece ser que los pensamientos ocurren sin que nos demos cuenta. ¿Qué dices? ¡Eso no puede ser, no estoy loco! No, no hay que estar loco. Los pensamientos, la mayor parte de las veces ocurren en nuestra parte subconsciente. No soy psicólogo, ni quiero serlo. ¡Déjame en paz! Vale. Te dejo en paz y antes intentaré de poner un pequeño ejemplo: Alguien pasa por un jardín donde hay unos jazmines que producen un olor característico. A ella ese olor le recuerda un regalo que le hizo su novio en cierta ocasión y eso le provoca alegría y surgen nuevos pensamientos positivos de satisfacción. Al poco rato pasa otra persona y huele lo mismo, pero a él le recuerdan al funeral de su madre en el cual, alguien trajo un ramo de jazmines. Ahora vamos a ver el significado de inhibir: Impedir, reprimir, cohibir, refrenar el ejercicio de hábitos. ¿A quién le resultaría ajeno el hábito de enlazar pensamientos? Por ejemplo: “Hoy el día está un poco oscuro” En un día así salimos de viaje de novios hacia Madrid y nos gustaba muchísimo la intimidad y estar cerca para compartir el calorcito. Pero él no soporta la sensación de calor en el verano y prefiere dormir separados porque dice que mi cuerpo le agobia cuando estoy cerca y cuando alquilamos una casa en la playa el verano pasado, me dio mucho pesar que estuviéramos en habitaciones separadas. Mis padres también dormían en habitaciones separadas por los ronquidos. La última etapa de la vida es dura. Entre la sencilla apreciación de que el día está nublado y que la etapa final de la vida, es dura, no parece haber un nexo explícito si no fuera por estas cadenas asociativas de pensamientos producto de las observaciones de los sentidos y la búsqueda de recuerdos y emociones que están en estado latente en otros niveles de la mente. ¿Y entonces qué hay que hacer? ¿No pensar? Eso es imposible. voy a valerme de nuevo de ejemplos. Sería muy provechoso hacer consciente que ha amanecido y que tenemos un nuevo día para practicar. ¿Qué hay que practicar? Pues puedes practicar darte cuenta que ha comenzado una CADENA DE PENSAMIENTOS Y EMOCIONES. O sea estar alerta para observar que ha comenzado uno de esos procesos en los que un pensamiento viene detrás de otro y entonces, detenerlo de forma voluntaria. ¿Cómo? Pues muy sencillo: Volviendo a observar algo que capten tus sentidos en ESE MOMENTO. O para decirlo de otra forma: volviendo al MOMENTO PRESENTE. Ah, muy importante: ¡ríete de ti mismo! gasta una broma y declara en voz baja: esta vez lo hice más rápido. ¡Veremos la próxima! Verás con sorpresa que ocurre una cosa mágica: disminuirá de forma paulatina el hábito de enganchar pensamientos y cuando aparezca uno será más nítido, más claro y siempre tendrá utilidad. Y hay más. Entre pensamiento y pensamiento, comenzará a aparecer una presencia milagrosa, una paz y un gozo de vivir que no son de este mundo. Tu mente entonces estará más clara, como el agua de esas playas del Caribe y podrás ver sin aberraciones, el fondo divino del SER que eres.   =================================== Autor: José Miguel Vale (josemiguelvale@gmail.com) ===========================el cielo en la tierra========     

Dame tu mano

Dame tu mano Posted: 26 Jun 2018 11:52 PM PDT   Un día, de los muchos días que son como notas en el curso de la vida, iba por una calle y vi a un anciano tendido sobre el suelo, y su cuerpo estaba frío y su cara descompuesta. Mi corazón se abrió y fue hacia él para socorrerlo, pero mi cuerpo no podía levantarlo. Entonces le dije a un hermano que pasaba:   «¿Puedes venir a ayudarme a levantar a este hermano para llevarlo a mi casa?».   Y él me respondió sin pararse:   «¿Cómo iba a perder el tiempo en levantar a hermanos que se dejan vencer por el alcohol y los vicios y después no pueden, apenas, valerse de sí mismos para guardar el decoro?».   Y vino otro, que se acercó y, mirándolo, dijo:   «¡Pobre hermano, debe de estar enfermo! Debes llevarlo a un hogar y abrigarlo y darle de comer y medicarlo».   Y yo le dije:   «Ven, dame tu mano y uniremos las fuerzas para llevarlo a mi casa», pero él me respondió mientras se iba:   «Aunque quisiera no puedo, porque el tiempo se va como una paloma y no vuelve, y hay muchos que me necesitan».   Y allí me quedé, con dolor de corazón, viendo cómo se iba la vida de la cara de aquel hombre. Y entonces grité:   «¡Oh Humanidad, ¿hasta dónde ha llegado tu insensibilidad que ves cómo tus hijos caen y no tiendes las manos de tus otros hijos para levantarlos, que buscas argumentos para mantenerlos separados, que buscas excusas para no hacer lo que dicta tu corazón?».   Y unos cerraban las ventanas y otros decían:   «Callad a ese loco que entorpece nuestros sueños».   Y cuando las lágrimas aparecían por el horizonte de mis ojos, vino un niño y me dijo:   «Dame tu mano, y con tu fuerza y mi fuerza llevaremos a nuestro hermano a tu casa».   ====================================================== Autor: Cayetano Arroyo Fuente: Diálogos con Abul Beka (Editorial Sirio) Nota: En homenaje a la memoria de Cayetano Arroyo y Vicente Pérez Moreno, un texto extraído de los Diálogos de Abul Beka se publica en este blog todos los miércoles desde el 4 de octubre de 2017. ==================================el cielo en la tierra====================

Conclusión (Proyecto “La Física de la Espiritualidad”: 52)

Conclusión (Proyecto “La Física de la Espiritualidad”: 52) Posted: 26 Dec 2021 07:00 PM PST     Mis queridos amigos. Durante todo este año 2021, he tratado de aportar mi visión personal del Universo Interior que envuelve al ser humano, donde la vida hierve como la lava del volcán, tratando de manifestarse al exterior, para gritar al mundo que “yo estoy aquí”, que mi “consciencia” está tratando de afirmar sus señas de identidad, que mi existencia no es un capricho aleatorio de la Naturaleza, que “no soy una casualidad”, que el Universo no sería lo mismo sin mí. Que el Universo existe para que yo esté aquí para contemplarlo. Por eso “la ola” quiere ser Mar por sí misma, sin percatarse de que ya es Mar. Esa fue la maldición de Eva al comer la manzana, la de pretender ser Dios por sí misma, cuando ella ya era Dios, la misma esencia de Dios, Dios hecho carne.  Ese ha sido y es el absurdo filosófico del ser humano, pretender ser lo que ya era, pero sin aceptar que ya lo era. Por eso el hijo pródigo quiso ser como su padre (dame mi herencia), pero sin contar con que él ya tenía la herencia de su padre. Un querer ser dios sin Dios, para terminar siendo literalmente “nada”, como un cerdo atascado en un charco. Quien quiera ver la tragedia humana como consecuencia de la tentación de un ser diabólico, es muy libre de hacerlo. Como parábola contada a los niños en una noche de rayos y truenos, me parece perfecto. Pero quien quiera ver esa misma tragedia como consecuencia del nacimiento del “yo” pegado a la naturaleza física, creo que tiene una versión más acorde con lo que es nuestra propia vida en este mundo. El sacerdote, durante la misa, cuando, al preparar el vino en el ofertorio, añade una gota de agua al cáliz, pronuncia esta bella frase:  “Que esta gota de agua unida al vino nos permita gozar de la Divinidad de Aquel que quiso compartir nuestra humanidad”. La tragedia humana, la que ha generado un modelo de mundo que, desde las cavernas hasta hoy, ha llevado a la Humanidad al borde de su extinción, ha sido el desgarro salvaje de nuestra naturaleza en dos, nuestra naturaleza física, mortal, de carne y hueso, personificada por “Marta”, el personaje de Betania enredado en las cosas de la casa y nuestra naturaleza espiritual, eterna, divina, personificada por “María”.  Así que el pecado de Eva fue ignorar a María y pretender ser sólo Marta y que Marta pretenda ser como María. Por eso a María, Marta la encerró en la Torre de Doña Urraca, que referíamos al comienzo de esta serie.  Que este error fatal lo cometiera Eva inducida por la parlanchina serpiente o fuera una rebelión de la propia Naturaleza al tomar consciencia de sí misma, eso queda como una “incógnita envuelta en una niebla oculta en un misterio”, que diría Churchill.  Acaso después de esta vida nos sea revelado este misterio, pero si echándole las culpas a Satanás, eso nos mueve a recuperar nuestras señas de identidad como “María” y comenzar a recorrer el camino de regreso a Casa, ese Camino de Santiago que termina haciéndonos al Océano de Dios, perfecto. Y si entendiendo que la toma de consciencia de nuestra humana naturaleza nos hizo creer que sólo somos Naturaleza sin que haya un más allá que nos envuelve y nos espera y, eso es lo que nos impulse a buscar nuestra esencia divina, también perfecto. Ser conscientes de que tanto Satanás como nuestro raquítico y pequeño yo físico (Marta) pueden tener la misma capacidad de movernos para buscar nuestro personal camino de regreso a Casa, es suficiente, o debería serlo, para iniciar ese Camino de Santiago hacia la Mar océana, que supone el despertar de María y la unión espiritual con nuestro Creador; que la ola que, por un momento se creía algo y alguien, se desvanezca para regresar a ser lo que siempre ha sido, la misma esencia de Dios, la Consciencia en estado puro. En cualquier caso, esto es una lucha entre dos naturalezas, pero con distinto motivo. En el primer caso, algo exterior a nosotros se ha colado en nuestro interior y nos quiere arrebatar nuestra naturaleza espiritual, nuestro ser divino. En el segundo, sucede el hecho de que, al ser conscientes de nuestra naturaleza física (Marta), ésta pretende ser ella misma e ignorar su verdadero origen y la lucha, esta vez es interior, “yo contra Yo”, yo contra mí mismo. Y ahí les dejo a los sabios teólogos que se calienten los cascos para desenredar este lío, que para eso tienen estudios. La tesis de Marta y María es un supuesto más doméstico, más de andar por casa, sin tener que acudir a que fuerzas cósmicas malignas nos obliguen a tener que calzarnos con la armadura de la fe y empuñar flameante espada para luchar en singular batalla contra las fuerzas del mal y etcétera, etcétera, etcétera. La historia de Marta y de María es la de dos chicas que, viviendo una rutinaria vida deciden ambas, esto es muy importante, iniciar el regreso a Casa. No es una imposición de María a Marta, sino un acuerdo de ambas, al ser conscientes ambas de que “algo no va bien en sus vidas” y han conocido a un chico que va a iniciar su camino de regreso a Casa. No es una lucha a muerte de María contra Marta, porque ambas son una misma esencia, sólo que por la razón que sea, están falsamente disociadas en dos naturalezas, la física y la espiritual. Es la búsqueda de la No-dualidad del Vedanta advaita o el descubrimiento de que somos Uno con el Todo del Evangelio de Juan. ¡Caray!, a los que os guste las películas de superhéroes, lo de la titánica lucha contra el mal, encaja mejor que a los que nos gusta más reconocer que en esta vida sólo nos dedicamos a hacer los trabajos de Sísifo y ansiáramos dejar de subir la pesada piedra a la colina (las tareas de la casa de Marta) y salir zumbando. O algo así. En cualquier caso, bien sea bajo la parábola de Satanás o la de Marta y María, nuestra realidad es la misma, que… La Sabiduría nos persigue, pero nosotros somos más rápidos”. Vivimos en un continuo tratar de encontrar soluciones a nuestro particular desastre, cuyo origen procede de las soluciones que dimos ayer y que, por tratar de arreglar nuestros desaguisados por nosotros mismos, resultaron ser la semilla del nuestro actual desastre. Y así una y otra vez, ilimitados ciclos de romance, desilusión y júbilo. Y esto, como que cansa bastante. A la Humanidad le ha pasado lo mismo, ciclos continuos de guerra y paz, tratando de arreglar sus desastres con soluciones que, inicialmente parecen devolver la paz, pero que son el germen de nuevas y futuras guerras, con cada vez peores consecuencias, que nos ha llevado a esta sociedad distópica sin salida. Y todo es porque queremos ser aprendices de brujos, que vimos en el capítulo anterior, el “51.- El rapto de los benditos”, y queremos hacer las cosas nosotros solitos y, mirad cómo terminó nuestro querido Micky mouse…  Sin mí no podéis hacer nada”, que dijo Jesús a sus discípulos, como le diría el padre a su hijito al hacerle ver que es demasiado pequeño para determinadas aventuras. Cuando caemos en la cuenta, cuando María despierta y negocia con Marta llevar a cabo el Camino de regreso a Casa, y tratamos de buscar nuestra Divina Realidad, Marta, que es muy ingeniosa, se imagina métodos surtidos sobre cómo alcanzar esa plenitud, ese Mindfulness, esa consciencia despierta e iluminada y se lo monta “que lo flipas”. Entra en el mercadillo espiritual, agarra el carro de la compra y va recorriendo las estanterías y tomando un poco de esto y otro poco de aquello; un poco de yoga, otro poco de pilates, por aquello del vientre plano que mola para lucir bikini, y otro poco de flores de Bach y, ahora cuarto y mitad de meditación trascendental y algo de constelaciones familiares para resolver mis cuitas con el cuñado. Y que no falte en casa una decoración a lo Feng shui, para aportar un ambiente doméstico de paz y serenidad. Incluso, hasta se puede inventar ella misma un método superchuli para alcanzar la iluminación consciente y, puede que funcione, ¿por qué no? Nada que objetar a esto, porque los católicos también tenemos nuestro mercadillo de rosarios, novenas, jaculatorias y ejercicios espirituales; que todo vale para salir de nuestro pequeño mundo hacia las alturas batiendo nuestras alas, que para eso las tenemos, por cierto.  Pero pasado el tiempo, cuando finalmente nos hayamos dejado atrapar por la Sabiduría y dejemos de buscar soluciones particulares a nuestros problemas, que, ¡cuidado!, nos habrán permitido llegar a Finisterre, estaremos ante el desafío de la Mar océana. Entonces nos daremos cuenta de que la ascética sirve para lo que sirve, como Marta da para lo que da, pero llegado un cierto punto, o reconocemos que hasta aquí hemos llegado, que no está mal y, como hacen casi todos los que llegan a Compostela, tomamos el tren o bus de regreso a casa, pero a la casa de donde salimos, donde Marta y María vivían su rutinaria vida o, cerramos los ojos, embarcamos en esa nave sin timón pero con mástil y velas y, “que sea lo que Dios quiera…”. Es decir, es formidable atreverse a hacer el Camino de Santiago y tiene un valor humano incalculable, pues detrás está el deseo de ser personas íntegras, de buena voluntad, sincero corazón y conscientes de sí mismas. Pero al concluirlo en Compostela (¡ojo! con la compostela en mano, es decir, con el reconocimiento oficial del esfuerzo realizado), estaremos como el joven rico al preguntarle a Jesús si tenía algo más que hacer. Al responderle Jesús ese “déjalo todo y sígueme, lánzate al Océano conmigo”, el joven tuvo miedo de perder el control de su vida tan apañada y, tomó el camino de regreso; eso sí, se fue muy triste. Pues hasta aquí hemos llegado, queridos amigos, con esta conclusión, damos fin a este ciclo de entregas sobre el apasionante Universo de la Vida Interior, entre la física y la espiritualidad, ante la que las hermanas de Betania se encuentran, dispuestas (o no), a dar el paso definitivo a la Vida Eterna, dispuestas a recorrer las Sendas de la Vida Interior. Y como decíamos en las conclusiones del “Primer Congreso de Consciencia y Sociedad distópica”, nuestro Visado para el Futuro no es otro que dejarnos atrapar por la Sabiduría, que ella nos lleve en volandas hacia nuestro destino final que no es otro que Dios mismo, que jamás debería haber salido de la ecuación de nuestra vida. Y el Visado no es otro que: 1.- Ama al que tienes a tu lado como a ti mismo; incluso a tu propio enemigo. No ames al otro porque te hace feliz, ámale para hacerle feliz a él, sin esperar recompensa. 2-. No juzgues a los demás y no serás juzgado. Al juzgar mal hacemos daño e impedimos el crecimiento del otro. Recordemos que nosotros somos hacedores de santos o de almas perdidas…, según. 3.- No hagas nada, déjate llevar, confía en la Divina Providencia y nada quedará sin hacer. 4.- Y si buscamos un ejemplo práctico,  Ama a tu hermano como Él te ha amado a ti, y te sigue amando”. NADA PUEDE ROBARNOS EL AMOR. En resumidas cuentas… Mi alma se ha empleado, y todo mi caudal en su servicio; ya no guardo ganado, ni ya tengo otro oficio, que ya sólo en amar es mi ejercicio. San Juan de la Cruz ==================================================== Autor: José Alfonso Delgado Nota: La publicación de las diferentes entregas de La Física de la Espiritualidad se realiza en este blog, todos los lunes desde el 4 de enero de 2021. ======================================el cielo en la tierra==============

Usar la palabra para sanar: un decálogo inspirador  — Sofrodynamia® y Salud

Las personas y los animales disponemos de diferentes tipos de lenguaje para comunicarnos con los demás miembros de la especie, pero la palabra oral y la palabra escrita es solamente atributo de los seres humanos. La palabra es uno de los instrumentos más poderosos de los que disponemos, ya que puede servir para enfermar o […]

Usar la palabra para sanar: un decálogo inspirador  — Sofrodynamia® y Salud

LA ESTRELLA OCULTA — Eltiempohabitado’s Weblog

Los Reyes van tristespor calles vacías,un cielo nubladoles borra su Guía.Parece que ríenpero lloran tristes,los Reyes pasaronpor donde viniste.Regalos del cielodejaron al paso;aunque no los vimosmuy cerca pasaron…Pusieron su huellaentre los zapatosy algunos, vacíosdespués se quedaron.Ya se van los Reyespor la misma calle,se llevan al hombrola pena y el hambre.Oro, Incienso y mirrala luz de […]

LA ESTRELLA OCULTA — Eltiempohabitado’s Weblog