¿Qué es Dios?

De la práctica religiosa (Proyecto “La Física de la Espiritualidad”: 43)

De la práctica religiosa (Proyecto “La Física de la Espiritualidad”: 43) Posted: 24 Oct 2021 07:00 PM PDT    La Filosofía perenne entra en este capítulo, en una espinosa cuestión, dado que parece torpedear por debajo de la línea de flotación, lo que para la inmensa mayoría de la gente religiosa supone el fundamento de su Fe, la que le transmitieron sus padres y abuelos, la “práctica religiosa” o, como se suelen definir los católicos piadosos, como “católicos practicantes”, los que hacen práctica religiosa que, en general, no va habitualmente más allá de ir a misa los domingos. Lo mismo es aplicable en el resto de las religiones que basan su seguimiento en la realización de ritos, liturgias y solemnidades practicadas en los templos. Es por esto que soy consciente que las reflexiones a continuación pueden tener el demoledor efecto de un soplo sobre un castillo de naipes, si es este castillo el que sostiene y mantiene la Fe de las gentes, bien sean católicas, musulmanas o budistas. Aunque ya lo dice San Pablo, más o menos en 1corintos 13: ya podría ir yo a misa todos los domingos y fiestas de guardar, rezar todos los días un rosario a la Virgen y echar veinte euros de limosna cada domingo, si no tengo amor, todo eso es chatarra inútil, ruidos estridentes y una gran mentira con apariencia de verdad. Ritos, símbolos y sacramentos La liturgia es valiosa en cuanto nos recuerda lo que debería ser nuestra relación con la Divina realidad. En principio cualquier rito o sacramento es igual de bueno y válido que cualquier otro, siempre que sean un símbolo de la Divinidad. El apego a los ritos Nuestra querencia con las liturgias de nuestra etnia se debe a qué están adaptada a nuestra mentalidad y cultura, nada más. Si estamos acostumbrados a pensar en Dios mediante una serie de símbolos, nos cuesta mucho cambiar y pensar en Él por medios de símbolos ajenos a nosotros. La palabra es el más preciado de nuestros símbolos. Las imágenes, las pinturas, los iconos (a pesar de que una imagen vale más que mil palabras) comunica la Verdad de una forma mucho más vaga. Los claustros de las iglesias medievales eran el equivalente escultórico del catecismo, del Evangelio y la teología, entre otras cosas porque la población era en su mayoría analfabeta, y además las misas se decían en latín, algo incomprensible para la mentalidad actual, salvo por considerar que la liturgia era o debía ser sólo propiedad de entendidos, por lo que el acceso a la palabra era muy limitado. Dicen (acaso sea una leyenda urbana), que el rezo del rosario se popularizó entre las gentes durante la misa, para mantenerla entretenida mientras el cura decía cosas ininteligibles. Pero a través de las imágenes, pinturas y bajorrelieves las gentes adquirían ideas y sus creencias. Los indios católicos americanos han distorsionado su fe a propósito de mirar las pinturas que los conquistadores dejaban en las iglesias. El abigarramiento artístico de las iglesias católicas, inducían, según San Bernardo (refiriéndose a Cluny), a la tentación de leer antes en los mármoles que en los libros. Por eso, la austeridad cisterciense va dirigida a la contemplación pura y el conocimiento unitivo de la Divina realidad. Según el Bhagavad Gita, el culto exotérico (que ven los demás), encierra un oculto deseo de éxito mundano en quien lo practica (para ser visto y admirado por su piedad). Y mira que Jesús se desgañitó recomendando rezar en lo escondido en vez de en los primeros bancos de los templos. Nadie ve al que ora en su estancia a solas (y no puede ser admirado), pero todo el mundo ve el que va al frente de las procesiones y participa en las solemnidades ocupando los primeros puestos (y puede serlo). Sigue diciendo el Bhagavad Gita, que hay cuatro tipos de adoradores de Dios, el cansado del mundo, el que busca conocimiento, el que busca felicidad y el hombre que alcanza el discernimiento espiritual. Este último es el mejor, porque no está embotado por deseos mundanos (que los demás tienen). La práctica constante de ritos sacramentales con fe y devoción producen en la persona efectos duraderos en algo que no es ni su mente ni su cerebro, como un vórtice que comunica con una realidad inmaterial “allá fuera” (o “allá dentro”), distinto de algo generado por la propia imaginación y por algo que responde a las plegarias. Se puede pensar en los devas, (santos y vírgenes de nuestra devoción y de nuestro pueblo), o dioses locales, que centran la fe de las gentes sencillas. Parece ser que la devoción a los santos y vírgenes del lugar se debió a la obligación de sustituir en las aldeas rurales a los lares y penates (diosecillos locales de los campesinos paganos) por su equivalente cristiano, ya que Jesucristo y la Santísima Trinidad, en los primeros siglos del cristianismo como religión del Imperio, era para ellos como Júpiter o Saturno, dioses del Olimpo, allá en Roma. El sacrificio ritual se basa en la creencia de que los dioses se alimentan de ellos. Es una idea ciertamente primitiva y tosca, pero con visos de verdad, porque cuando los rituales se abandonan y las gentes dejan de creer en ese mecanismo de alimentación del dios, éste enferma de olvido y finalmente muere. Esto sucede con las devociones pasajeras a un santo o una virgen (un deva), que otrora atraía muchos peregrinos y ahora ya no. Ermitas y capillas, centros de peregrinación, que ahora son casi restos arqueológicos que acogen el espíritu muerto de un deva que en otro tiempo lo fue y ahora ya no. Esto parece ser que ocurrió en Inglaterra con Thomas Becket. La razón de esta muerte del deva no es la de su espíritu, sino la de los pensamientos y sentimientos de las gentes hacia esa particular y limitada forma de dios. El celo del Templo consume La presencia que las gentes experimentan de la divinidad en los edificios consagrados, en los centros de peregrinación, sostenida por el continuo ir y venir de gentes que centran su fe en ese lugar, expresada en un conjunto de ritos sacramentales, no es en sí la de Dios o el Avatar, sino de algo que “evoca” la Divina realidad, pero que es distinto de ella. Es un “algo” que atrae a la devoción y el recogimiento. Pero nadie puede afirmar que Dios está más en esos edificios que en cualquier otro lugar. Fainw, (phanos) es el verbo griego que significa “dar luz”, alumbrar, hacer brillar, mostrarse. Así Epifaneia (Epifanía) es la “manifestación sobre” unas gentes. Este mismo término se emplea para denominar a lo que en latín es un templo, un lugar de “manifestación” de lo sagrado, heroico, un lugar de hrosfaneia (Hierofanía. hrowV “héroe”). De esta raíz, «profano» es lo que se hace y vive delante del templo sin entrar en él, pero “fanático” se refiere a alguien dedicado a las cosas del templo, el protector del templo, tradicionalmente, el sacerdote (por alusiones se ha extendido a protector de la religión, y ha degenerado en aquellos con pasión exacerbada e irracional hacia algo, sobre todo aplica a los temas religiosos, de donde viene la etimología. De las etimologías, podemos deducir que los templos son lugares “más sagrados” que el resto, porque en ellos, mediante los rituales “se manifiesta lo sagrado” de un modo más explícito que en el resto de los lugares. Pero entre lo que es una sana devoción y la expresión del exceso devocional rayando en el “fanatismo” (obsesión por las cosas del templo) hay una imperceptible línea de separación, tan imperceptible que se puede cruzar sin darse uno cuenta. Resulta pues que lo sagrado de los templos no está en función tanto de una presencia real de Dios de un modo más intenso que en otras partes, sino que el imaginario popular atribuye a ese lugar esa propiedad, “real”, en tanto se mantenga esa fe en ese lugar. Es decir, no depende de Dios, sino de la fe de las gentes. Cuando un templo se consagra, y antes no había nada sagrado, a partir de la consagración “ya está allí lo sagrado” cuando ¿antes no estaba allí lo sagrado? Pero si por razones las que sean, ese templo tiene que desmontarse y deja de dar servicio, ¿deja de estar allí lo sagrado? Es todo cuestión de la fe de las gentes. Por tanto, la fe intensa de muchas gentes, objetivada en la práctica ritual en determinados lugares hacen de estos lugares, lugares sagrados, numinosos. Ritualismo vs espiritualidad Hay dos grandes formas de vivir la religión, y no siempre van parejas; a veces desgraciadamente se contraponen. Es la ritualidad y la espiritualidad. La ritualidad, el ritualismo religioso, supone una fe expresada en ritos visibles, externos, que hace sutil frontera con el ocultismo y la magia blanca (refinada y bienintencionada). Rito, etimológicamente procede del latín “ritus”, algo que tiene que realizarse según una secuencia preestablecida e inalterable de acciones.  Mientras se sea consciente de que esto es sólo un medio de expresión externa de la espiritualidad, es correcto, y tiene grandes beneficios como aglutinante comunitario de la fe común de las gentes. El problema es cuando se convierte en un fin en sí mismo, como si fuera la única forma válida de mostrar a la deidad la fe y la devoción. Entonces el ritualismo y todo lo que le rodea se convierte en auténtico fanatismo. La espiritualidad en [sentido amplio], es una cualidad humana que permite o favorece el desarrollo de la dimensión trascendental del ser humano bien a través del conocimientoya sea proveniente de alguna religión o filosofía, o bien a través de la experiencia empírica. La espiritualidad, en el extremo, puede prescindir de cualquier manifestación ritual, porque la relación entre el alma y la Divina realidad es directa, sin intermediarios, sin expresiones elaboradas. Sólo hay una expresión total que manifiesta clarísimamente la espiritualidad de una persona, el Amor que derrama en los demás. Así, el Amor se convierte en la expresión visible y evidente de la fe que lleva una persona dentro de sí, en su alma, en su cuerpo, que se ha convertido literalmente en Templo del Espíritu Santo. Ambos, ritualidad y espiritualidad conviven y deben convivir, porque la primera es una ayuda para entrar en la segunda. Y así debe ser. El problema es el paroxismo expresivo de la primera, que anula todo lo demás devaluándolo en mera idolatría. Se cae en idolatría cuando se adora una imagen de Cristo o de la Virgen por sí misma. Se cae en idolatría cuando lo que se valora del rito es la “suavidad afectiva y sentimental”, el “emotivismo” que provoca su práctica, así como las facultades que supuestamente confiere. Casi todos los profetas judíos se oponían al ritualismo: «Desgarrad vuestro corazón y no vuestras vestiduras.» «Deseo misericordia y no sacrificio.» «Detesto, desprecio vuestras fiestas; no hallo ningún placer en vuestras solemnes asambleas.» Pero el Templo de Jerusalem ha sido a lo largo de la Historia el centro ritual de una religión esencialmente ritual (incluyendo el sacrificio de sangre del cordero). El cristianismo, con la total oposición de Cristo, ha seguido los pasos de los judíos en este sentido. El Cristo del Evangelio es un predicador y un sanador de corazones destrozados, no un repartidor de sacramentos, ni ejecutor de ritos. Habla de las vanas repeticiones en Mateo 6, donde insiste en que la auténtica oración debe hacerse “allí, en lo escondido” (en el corazón del hombre) y no en los primeros puestos de los templos. No le interesa para nada los sacrificios, y menos los templos, transfiriendo su ubicación al cuerpo y corazón de cada persona. Pero como las religiones no las desarrollan sus fundadores, sino sus seguidores, estos, con la innata tendencia al ritualismo hace de una predicación pura, un elaborado código canónico y ritual, que obliga bajo pena, que en el caso de los católicos pueden ser de ¡penas infernales! No asistir a misa un domingo sin causa justificada era hasta hace nada (y no sé si seguirá), nada menos que pecado mortal, o sea, pena irremisible del infierno y, cuidado con verse uno desnudo ante el espejo demasiado tiempo… Algo parecido ocurrió con el budismo. Para el Buda pali el rito es una atadura que retiene el alma y la mantiene apartada de la liberación. Sin embargo, el budismo actual es tan ritualista como el catolicismo, con sus ritos, ceremonias, vanas repeticiones y ritos sacramentales. Razones antropológicas del ritualismo Pero existen razones antropológicas para esta evolución. La primera, que el común de las gentes no desea realmente el camino de la espiritualidad, sino la práctica ritual que le procure satisfacciones emotivas, poder aplacar sus remordimientos de conciencia mediante ritos de perdón y penitencia, y practicar fórmulas de plegaria para conseguir sus fines particulares en este mundo; y finalmente una salvación apañada en alguna suerte de cielo póstumo. Para el movimiento Cursillos de Cristiandad la máxima es vivir una felicidad desbordante, estar “de colores”, en un clímax de frenesí espiritual, emotivismo extremo, cosa que entendida literalmente, es humanamente imposible y por ahí no van los tiros de la vida espiritual… “dulce pena y triste alegría”. La segunda está en aquellos que deseando ciertamente la espiritualidad, tratan de conseguirla y canalizarla a través de ritos, ceremonias y mantras, pues en estas prácticas ellos reconocen la presencia del Eterno al que tratan de llegar por estos medios. En el fondo es una exaltación de sí mismos, y una forma de que la fuerza fluya del fascinador psíquico al universo de los yoes encarnados. Papel del clero profesional Además de lo explicado, las religiones excesivamente sacramentalizadas o ritualizadas, confieren un poder a la casta sacerdotal que tiende al abuso a través del dominio de las conciencias. Se ha enseñado a toda una sociedad que la salvación viene preferentemente a través de la administración de un conjunto de sacramentos y prácticas rituales, que no se pueden hacer sin la participación directa del clero profesional, los únicos que pueden administrarlos. Ser conscientes de ese gran poder es una permanente tentación a la satisfacción individual y al corporativismo. A esta tentación sucumben prácticamente todos los seres humanos que no sean santos. Por eso Jesús recomendaba rogar a Dios para no caer en la tentación de la soberbia. Así que sólo reduciendo el número de ocasiones de tentación, siendo como somos los seres humanos, podemos tener ciertas garantías de habitabilidad. La tentación a considerarse superiores al resto de los mortales, en una sociedad que acepta la administración sacramental como única vía de salvación, es tan descomunal que difícilmente un sacerdote puede escapar a ella, salvo que sea realmente un santo. En el extremo, que un hombre proclamado Papa, sepa que toda la iglesia católica le considera nada menos que el representante de Jesucristo en la Tierra… en fin; hay que estar en la séptima morada y haberse desvanecido el yo personal, para no caer en la tentación del poder total y absoluto. Todos los maestros de la vida espiritual, desde los autores de los Upanishads a Sócrates, de Buda a San Bernardo, convienen en que sin conocimiento de sí mismo no puede haber adecuado conocimiento de Dios; en que sin constante recogimiento no puede haber liberación completa. El hombre que aprende a mirar las cosas como símbolos, las personas como templos del Espíritu Santo y los actos como sacramentos, es un hombre que aprende a recordarse constantemente quién es, dónde está en relación con el universo y su Base, cómo debería conducirse con sus semejantes y qué debe hacer para alcanzar su finalidad última. Liberación de los sacramentos Cuando el concepto sacramental consigue liberarse de su soporte ritual, es como si se produjera una total liberación del pensamiento simbólico, que es la base de la espiritualidad. Entonces, el alma descubre que cualquier cosa, cualquier ser vivo, cualquier acontecimiento de la vida puede ser y es una manifestación de lo sagrado, en sí mismo un sacramento. El rostro de un niño, de un enfermo, de un pecador, un amanecer, la noche oscura, la muerte de un ser querido. Todo, puede ser, si el alma vive la Divina realidad, un sacramento. Pero para la mayoría de los creyentes, los sacramentos son sólo los siete que define la doctrina católica, y que administra el clero profesional. No hay más manifestación oficial de lo sagrado, que sea cauce de salvación. Que el Logos está en las cosas, vidas y mentes conscientes, y ellas en el Logos, fue enseñado mucho más enfática y explícitamente por los vedantistas que por el autor del cuarto Evangelio, afirma Huxley. A no ser que no se haya querido entender al evangelista, cosa bastante probable. La historia de Europa durante la baja Edad Media y el Renacimiento es en gran parte una historia de confusiones sociales, que se presenta cuando gran número de los que hubieran debido ser videntes abandonan la autoridad espiritual por el dinero y el poder político. Y la historia contemporánea es la horrenda crónica de lo que ocurre cuando caudillos políticos, hombres de negocios o proletarios con intensa conciencia de clase asumen la función brahmánica de formular una filosofía de la vida, cuando los usureros conducen la política y discuten el problema de la guerra y la paz, y cuando el deber de la casta del guerrero es impuesto a todos, sin tener en cuenta la constitución psicofísica ni la vocación. Todo lo que ves, soy Yo El final del Camino que emprendieron Marta y María las llevó a su fusión con el Océano, a que la ola comprendiera que es el Mar. Cuando ello sucede, abres los ojos y todo lo que ves es Dios o, Dios está presente en todo lo que ves, así que todo lo que ves es un sacramento de Dios, con lo que tienes todo el camino libre para amar sin tasa ni límites. Mientras el ritualismo de la práctica religiosa se ayude a avanzar en tu particular camino de perfección, bendita sea la práctica religiosa. Pero llega un momento en el que esa práctica, sin ser un estorbo, supone tan sólo un valor añadido y, por supuesto, un entrañable nexo de unión con tu comunidad, como “punto de encuentro” espiritual. Pero entonces eres consciente de que la práctica religiosa no es sino un importante valor añadido al hecho fundamental de que “sólo Dios basta”, de que lo tienes dentro de ti y guía tus pasos, e impide que caídas en la tentación y te aporta el pan de cada día (aunque pases necesidad económica) y, por supuesto, te libra de todo mal. El signo más evidente de este proceso es cuando comienzas a sentir que te cuesta trabajo rezar (plegarias y oraciones verbales) y, que lo que deseas es simplemente contemplar en silencio, “cómo caen las hojas de los árboles”. En ese momento, querido amigo, querida amiga, has entrado en la auténtica vida de Oración contemplativa, donde… “En todo lo que ves, le ves a Él” ==================================================== Autor: José Alfonso Delgado Nota: La publicación de las diferentes entregas de La Física de la Espiritualidad se realiza en este blog, todos los lunes desde el 4 de enero de 2021. ====================================================  el cielo en la tierra

Dentro de ti

Vídeo

Parece que fue ayer en recuerdo a mi hermana

  • Si parece que fue ayer cuando el ángel de la muerte a aprovechando las sombras de la oscuridad se llevo a mi hermana hacia el mundo de la luz

ese ángel que como un jardinero corto esa rosa blanca del jardín de la vida, esa rosa que estaba luchando contra la enfermedad y volcándose hacia

su pequeño hijo esa rosa que con valentía y coraje planto batalla a esta terrible enfermedad llamada cáncer hasta el ultimo aliento de vida que recorría por

su maltrecho cuerpo que parecía un cuadro de un campo de batalla surcado por diferentes cicatrices de guerra .

Si hermana mía te tengo envidia de como afrontases la enfermedad con fortaleza , valentía y dignidad y con esa sonrisa en los labios en el memento de partir

hacia la luz esa sonrisa que lleno mi corazón y el de nuestros padres dándonos paz y tranquilidad y borrando de nuestros corazones el recuerdo de esos días

interminables de batas blancas ,operaciones y tratamientos sin fin,esas noches en que te volvías un pájaro herido busca cando refugio en mama. llorando como

una niña pequeña preguntando por que me pasa esto a mi .

Recuerdo el día que me digites que te gustaría ver crecer a tu hijo y te cogí las manos y mirándote a los ojos te dije Inma sabes que el tiempo te sea acabado y tu

con lagrimas en los ojos me dijiste ya lo se con una templanza y serenidad dignas de admiración

Y la semana antes de partir cuando dijiste perdono a todos y ya puedo partir.

Estas pocas líneas van dedicadas a mi hermana Inmaculada en su memoria que me abrió un camino espiritual con su enfermedad y su muerte ya que tuve la experiencia de vivir

el trance de la vida hacia la otra vida (muerte) junto a ella y asido la experiencia mas bella que e vivido asta el momento ya que las sensaciones que percibí de dolor físico y la paz,

tranquilidad y felicidad que al dar el paso (muerte) me trasmitió mi hermana (y la vi partir) no se pueden comparar con nada terrenal

Se que esta en otro mundo muy diferente al nuestro y que esta muy bien ,que esta con los familiares y amigos que ya se fueron que nos ayudan en lo que pueden y nos esperan para

volver a estar juntos

Doy las gracias a mis padres Antonio y Conchita aun que ellos no lo crean han dado un ejempló de fortaleza y de saber estar afrontar esta enfermedad y perdida de una hija dándolo todo

hasta el ultimo soplo de esperanza y volcándose en el cuidado de su tercer hijo (nieto)Dani como quería mi hermana

Escribiría tantas cosas hermana mía ya que fueron tres largos años de sufrimiento y dolor con alguna alegría pero lo único que puedo decirte te hecho de menos hermana mía .  Hasta pronto tu hermano

Tony (personal)

pd: mis ojos surcan lagrimas de felicidad se que estas a mi lado y estas leyendo estas líneas, el día 5 de junio hubiese cumplido 45 años.

Un 15 de diciembre del 2006 y pareca que fue…….

Te  quiero se que estas a mi lado no te he visto pero si he sentido tu Amor y  a hora hermana  solo me queda la compañía de tu  hijo Daniel  y por eso seguiré  en este mundo a un que me sienta cansado (espiritualmente)  y cumpliré el contrato si el Padre no dice lo contrario espectante por lo que vi en sueños una vez que mama regreso  a casa con vosotros

un beso mi niña TE QUIERO

Versión Completa. “Las emociones impactan mucho en la inteligencia de los niños”. Elsa Punset

Las doce familias de almas reencarnadas en el planeta Tierra, ¿A cuál perteneces?

Las doce familias de almas reencarnadas en el planeta Tierra, ¿A cuál perteneces?

Los 7 Cuerpos del Alma y su inmortalidad. Nociones de Teosofía. charla con Caridad Oliva

Informe V. Deéelij: «Síndrome de Hubris” ¡Enfermedad política?»

 

========================
Fuente: https://sergiomarina.com/
========================

Informe V. Deéelij: «Síndrome de Hubris” ¡Enfermedad política?»
Posted: 16 Apr 2020 07:44 PM PDT

Nota preliminar: La mayor parte de este texto es un copiar y pegar de la investigación realizada. Al final, brevemente: el curso de David Wilcock, y esto sí es de mi puño y letra.

Vamos a 2008, cuando el neurólogo David Owen, que en su momento fue miembro de la cámara de los lores y ex canciller británico, , publicó un libro en el que, atraído por el comportamiento y el perfil psicológico de ciertos políticos (parlamentarios, dictadores…), acuña el término ‘síndrome de hubris’ para describir a los mandatarios que creen estar llamados a realizar grandes obras; pues evidencian la muestra de la tendencia a la grandiosidad y la omnipotencia y son incapaces de escuchar y se muestran impermeables a las críticas. Owen analiza el comportamiento de políticos como Roosevelt, Ariel Sharon, el Sha de Irán, Bush, Blair, etc., y dedica un capítulo, en sus publicaciones, a las medidas de protección contra los gobernantes con síndrome de hubris. Para Owen, el síndrome de hubris está indisolublemente unido al poder y alimentado por el éxito. Lo describe como un trastorno adquirido y reversible, pues puede remitir al desaparecer el ejercicio del poder que se ostentaba.

El término ‘hubris’ deriva de un concepto griego cuyo significado es la desmesura. Es lo opuesto a la sobriedad y a la moderación. Alude al ego desmedido, a la sensación de omnipotencia, al deseo de transgredir los límites que los dioses inmortales impusieron al hombre frágil y mortal.
En la mitología griega se aplicaba a los que eran víctimas de su propia soberbia, pues se creían y actuaban como dioses. Es, en definitiva, un intento de romper el equilibrio entre los dioses, la naturaleza y el hombre. Y lleva implícito el desprecio hacia el espacio de los demás. Por tanto, aquellos que padecen el síndrome de «hubris» llegan a realizar actos crueles y gratuitos contra los demás.
El síndrome de «hubris» es un trastorno psiquiátrico adquirido que afecta a personas que ejercen el poder en cualquiera de sus formas. Se ha descrito en multitud de campos, desde la política a las finanzas. Incluso la relación médico-paciente también es una relación de poder. La falta de humildad y empatía en su ejercicio puede hacer que cualidades como la confianza y seguridad en uno mismo se transformen en soberbia, arrogancia y prepotencia, características, también, del médico con el síndrome de «hubris»
Es un concepto muy relacionado con el de las Moiras. Las Moiras eran los tres seres mitológicos que enredaban, medían y cortaban el hilo de la vida. Las Moiras eran las personificadoras del destino de los demás.
El enfermo de ‘hubris’ se cree con derecho a más hilo del que le fue asignado y se rebela contra su propio destino. En la actualidad, se utiliza como sinónimo de soberbia, arrogancia o prepotencia.
El síndrome de «hubris» es un trastorno psiquiátrico adquirido y desencadenado mediante el ejercicio del poder y potenciado por el éxito.
Némesis en la mitología griega era la diosa de la justicia, del equilibrio y de la mesura. Castigaba los actos de soberbia y devolvía al enfermo de ‘hubris’ a los límites que habían cruzado, restaurando, por ello, el equilibrio de la naturaleza. Ejemplo que se expone: el Sol derritió la cera de las alas de Ícaro que, por querer volar demasiado alto (‘hubris’), cayó al mar y desapareció para siempre.

Observemos ahora lo que es la psicopatología del poder.

El concepto de poder en las relaciones humanas es análogo al concepto de energía en el mundo de la física. Según Bertrand Russell, es el elemento más importante, la meta última del ser humano y, junto con la gloria, uno de los principales deseos infinitos del hombre. Ya, en 1987, se identificó el poder como una de las tres necesidades básicas del ser humano.
Se ha escrito mucho sobre los cambios (psicológicos y bioquímicos) que el poder produce en las personas que lo ostentan. La historia del ser humano es la historia del orgullo desmedido de los poderosos: los generales romanos victoriosos recibían a su entrada en Roma el regalo de una corona de laurel y un esclavo que, ante los vítores del pueblo, les susurraba unos pasos más atrás: ‘memento mori’ o lo que es lo mismo: recuerda que eres mortal. Una analogía también se puede establecer en la coronación de los papas a los que se le comunica la alocución ‘sic transit gloria mundi’, lo que les recordaba lo efímero de su reinado en la tierra.

Empezamos el relato de acontecimiento en 2008, hemos ido a la antigüedad y ahora volvemos a 2009, cuando el propio David Owen (neurólogo) y el psiquiatra Jonathan Davidson proponen que el síndrome de hubris sea contemplado como un nuevo trastorno psiquiátrico, constituyendo el mismo un racimo de síntomas que conforman un síndrome fácilmente reconocible. Recogen los 14 síntomas o criterios que lo caracterizan (de los que hablaremos en breve), no obstante, cinco son específicos y únicos del síndrome de hubris. Los demás son similares a los recogidos por el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales sugestivos de otros trastornos de la personalidad, como el antisocial (síntoma o criterio 8), el histriónico (síntoma o criterio 9) y, sobre todo el narcisista (síntomas o criterios 1 a 7). Para llegar al diagnóstico de síndrome de hubris se necesita la presencia de al menos tres de los 14 criterios y al menos uno de los antes mencionados, es decir, el síndrome de hubris se da si al menos se dan tres de los criterios del 10 al 14, y al menos uno de los anteriores. Y establecen como criterio de exclusión que no debe coexistir ninguna otra enfermedad orgánica o psiquiátrica que justifique la existencia de dichos síntomas.

La tabla desíntomas del síndrome de ‘hubris’ en líderes político se estable en los siguientes 14 criterios:
1. Propensión narcisista a ver el mundo como un escenario donde ejercitar el poder y buscar la gloria.
2. Tendencia a realizar acciones para auto glorificarse y ensalzar y mejorar su propia imagen.
3. Preocupación desmedida por la imagen y la presentación.
4. Modo mesiánico de hablar sobre asuntos corrientes y tendencia a la exaltación.
5. Excesiva confianza en su propio juicio y desprecio por el de los demás.
6. Autoconfianza exagerada, tendencia a la omnipotencia.
7. Creencia de que no deben rendir cuentas a sus iguales, colegas o a la sociedad, sino ante cortes más elevadas: la historia o Dios.
8. Pérdida de contacto con la realidad: aislamiento progresivo.
9. Incompetencia por excesiva autoconfianza y falta de atención a los detalles.
10. Identificación con la nación, el estado y la organización.
11. Tendencia a hablar de sí mismo en tercera persona y usar la forma regia de nosotros.
12. Creencia firme de que corte elevadas (es decir la historia o dios) les absolverá de todo lo que han realizado.
13. Inquietud, imprudencia, impulsividad.
14. Convencimiento de la rectitud moral de sus propuestas ignorando los costes.

Owen describió el síndrome de hubris en políticos con responsabilidades de gobierno, pero puede afectar a cualquier persona con poder, en cualquier ámbito de la actividad humana: la política, las finanzas, la militar, el deporte, los papas o la propia medicina.
Se trata de un trastorno de la posesión de poder. El ejercicio de éste es un requisito previo para llegar al diagnóstico. Cuando cesa el poder, habitualmente remite el síndrome. Cuanto más tiempo ostente y más grande sea la autoridad, más probable es que se desarrolle; especialmente si este poder se ha ejercido (al menos durante un tiempo) con éxito.
La existencia previa de ciertos trastornos, en especial el trastorno narcisista de la personalidad, con el cual comparte muchos rasgos, aumenta la probabilidad de que una persona poderosa desarrolle un síndrome de hubris. Así, los dictadores son más proclives a desarrollar un síndrome de hubris, y señala directamente a Stalin, Hitler, Franco, Saddam Hussein, Castro, han sido claros ejemplos, pero también Bush Jr. y Blair. Pero apunta a que muchos papas lo han padecido, pero excluye al actual Francisco debido a que muestra un comportamiento diametralmente opuesto. Ha hecho de la humildad su bandera: renuncia a su residencia oficial, a los símbolos y lujos de su cargo, se mezcla con los humildes, y convive con ellos. En el mundo de las finanzas, señala los casos de Lehman Brothers y el Royal Bank of Scotland manifestando que son un ejemplo ampliamente conocido de cómo el comportamiento ‘hubrístico’ de sus líderes causó la quiebra de sus instituciones. En el deporte, el entrenador portugués Jose Mourinho es el paradigma de un comportamiento arrogante.
En medicina también se ha descrito este síndrome. Distingue dos formas de hubrismédico: el clínico y el administrativo. La relación médico-paciente es asimétrica, entre desiguales, ya que uno tiene (capacidad de curar) lo que el otro ansía (la curación). Es una relación de poder. La autoridad del médico reside por una parte en su estatus social. En muchas sociedades, el médico goza de un respeto, una consideración especial sólo por el mero hecho de serlo. Pero la principal fuente del poder del médico reside en sus conocimientos y habilidades. Este poder de acceder a lo más íntimo, el poder de curar, poder sobre la vida, sobre el sufrimiento, y hace que el médico con este síndrome se crea un dios: es el hubris médico clínico, que tiende a la grandiosidad y la omnipotencia, se muestra arrogante y prepotente. Se considera a sí mismo especial y único, y es inmune a la desgracia ajena. Existe otra forma de SH médico en el entorno médico-quirúrgico que sufren los facultativos con responsabilidades administrativas. Aquí es donde el hubris médico se manifiesta en todo su esplendor. En ellos confluye el poder que como médicos tienen sobre la enfermedad y el poder que sobre otros facultativos le otorga la estructura jerárquica del sistema sanitario, este, por tanto, el SH médico administrativo, pues creen estar llamados a realizar grandes obras, asumen ser dueños de la institución que representan y son impermeables a las críticas. Y se establecen diez síntomas en lo referente al síndrome de hubris en neurocirugía.

1. El mundo en general (y el hospital, el servicio y el quirófano en particular) es una arena donde ejercitar el poder, demostrar sus capacidades y buscar la gloria
2. Autoconfianza exagerada, sensación de omnipotencia, en definitiva. incompetencia ‘hubrística’
3. Desprecian los consejos y criterios de los demás: sólo deben responder ante las cortes más altas (Dios, la historia)
4. Identificación con la institución (el servicio) a la que pertenecen. Son una única entidad y tienen idénticos intereses. No ‘forman parte de…’, sino que ellos ‘son’ el servicio.
5. Inquietud, imprudencia, impulsividad
6. Excesiva preocupación por la imagen mediante la auto-glorificación entre otros detalles
7. Cambios lingüísticos como el modo mesiánico de hablar sobre cuestiones cotidianas, la tendencia a la exaltación, la autoconfianza exagerada, la sensación de omnipotencia, la impulsividad… tienen una repercusión directa en la forma de hablar y expresarse.
8. Pérdida de contacto con la realidad y aislamiento progresivo
9. Convicción de su rectitud moral de tal forma que sus decisiones será moralmente acertadas e indiscutibles.
10. Falta de empatía

También se establece nueve síntomas en la relación existente entre el síndrome de hubris y el trastorno narcisista de la personalidad que a saber son:

1. Tiene un grandioso sentido de auto importancia.
2. Está preocupado por fantasías de éxito ilimitado, poder o amor ideal.
3. Cree que es especial y único.
4. Requiere una admiración excesiva.
5. Tiene un sentido de derecho especial.
6. Es interpersonalmente explotador.
7. Carece de empatía.
8. A menudo es envidioso de otros o cree que otros le envidian.
9. Muestra conductas arrogantes o soberbias.

Y resulta obvio, a estas alturas, que existe un gran paralelismo entre el trastorno narcisista de la personalidad y el síndrome de hubris como ya se evidenció anteriormente con los 14 síntomas del síndrome de hubris.

Se habla de las bases biológicas en lo descrito hasta el momento, pero como no es el objeto de este video entrar en detalles técnicos lo dejo para que quien quiera profundice más en este aspecto desde el punto de vista médico.
¿Tiene el síndrome de hubris tratamiento y prevención? Observemos qué se nos detalla. Se comenta que una cierta dosis de autoconfianza y seguridad en uno mismo siempre es deseable en un médico, incluso puede mejorar su salud física y psíquica. Pero, desgraciadamente, la autoconfianza a veces se transforma en arrogancia y prepotencia ‘hubrística’. Los síntomas del médico con SH recaen más sobre su entorno que sobre él mismo. No busca ayuda y no suele hacerse un diagnóstico psiquiátrico correcto, por lo que raras veces se instaura un tratamiento. En cualquier caso, los médicos nunca curarán el síndrome de hubris.
El síndrome de hubris es un trastorno pasajero de la posesión del poder y basta con que se pierda el poder para que se cure. En el mundo de las finanzas o la política, al perder el poder puede desaparecer la conducta ‘hubrística’ (aunque persistan los rasgos del trastorno narcisista de la personalidad), pero el médico (síndrome de hubrios clínico) conserva su poder toda la vida.
La única prevención y cura contra el síndrome de hubris es la humildad y la empatía. Los médicos que no sucumben al síndrome de hubrisson los que conservan la humildad como capacidad de reconocer sus propias limitaciones y la empatía como capacidad de ponerse en lugar del paciente y de comprender sus emociones (síndrome de hubris clínico). El síndrome de hubris administrativo tiene mejor pronóstico que el clínico, ya que normalmente acabará al cesar en el poder. El tratamiento es el mismo: el ejercicio consciente y metódico de la humildad y la empatía mientras se está en el poder.
En el mundo de las finanzas, la política o de los militares se han establecido hace tiempo protocolos para reconocer las conductas ‘hubrísticas’, dadas las graves consecuencias que un pequeño número de personas pueden causar sobre el resto de los ciudadanos. En estos campos existen distintas organizaciones dedicadas a la lucha contra el síndrome de hubris: el Daedalus Trust, fundado por el propio Owen, dispone de una página web (www.daedalustrust.com) y organiza cursos, simposios y conferencias anuales, y ofrece becas para la investigación de los cambios de personalidad asociados al ejercicio del poder y para la lucha contra el SH en multitud de campos. El Hybris Project de la universidad pública de Surrey (Surrey Business School) tiene como objetivos identificar la naturaleza y las causas del SH en el mundo de las finanzas, desarrollando técnicas para su diagnóstico precoz.
Un médico intoxicado por el poder también puede tener un efecto devastador sobre otras muchas personas (pacientes, facultativos, enfermeros, personal auxiliar). La actual organización del sistema sanitario hace que muchas veces el acceso a cargos de responsabilidad sea más por afinidad ideológica que por méritos contrastados. La administración sanitaria cuida de las estadísticas. Valora datos y cifras (estancia media, número de cirugías…), pe¬ro cierra los ojos ante ciertas conductas médicas ‘hubrísticas’ denunciadas reiteradamente por pacientes o facultativos. Es preciso adoptar una serie de medidas, como reconocer precozmente estas conductas, afinar los criterios de selección de cargos descartando aspirantes con trastornos narcisista de la personalidad muy vulnerables al síndrome de hubris, establecer mecanismos de retroalimentación, como el número de quejas de pacientes por conductas ‘hubrísticas’, y evitar en lo posible la reelección (desaparición de los cargos vitalicios que favorecen este tipo de conductas).
¿Existe tratamiento para el Síndrome de Hubris? Pues evidentemente, estas personas necesitan una cura de humildad, realidad, vanidad, etc.

Resumiendo, y a modo de conclusión: el síndrome de hubris es un trastorno psiquiátrico adquirido, caracterizado por soberbia, arrogancia y prepotencia. Lo desencadena el poder y lo potencia el éxito. El síndrome de Hubris es típico de quienes llegan a ostentar el poder en el campo político, militar, religioso, empresarial, deportivo o en otros entes con autoridad sobre grupos de personas, y lo padecen casi todos los que han adquirido mucho poder sin estar dotados de la necesaria autocrítica ni de las condiciones para manejarlo, y si se consigue en poco tiempo, peor. Una persona intoxicada por el poder puede tener efectos devastadores, porque no siempre el poder está en manos del más capaz, pero quien lo ostenta cree que sí, que de él se esperan grandes hechos, y cree saberlo todo y en todas las circunstancias.

¿Y para qué traigo toda esta historia aquí? Es muy sencillo, para que te cuestiones si hay que seguir alentando a este grupo de Hubris que ostentan los poderes que rigen sobre el común de los mortales. Si hay que seguir a un loco hasta el precipicio y tirarse al mismo bajo su invitación dándote cuenta que el Hubris se ha quedado al borde del acantilado observando como obedeces sus perversas alocuciones sin lógica y sin sentido.
¿Hay que seguir dándole cobijo a estos Hubris en las instituciones, en los órganos de gobierno y poder comunes que la sociedad ha dispuesto para su auto regulación hacia el florecimiento de una sociedad feliz y sana? ¿Por qué seguir legitimando con la entrega de la voluntad y la libertad en más votaciones de Hubris? ¿Nos podemos plantear, al menos, pensarnos si la no contribución al sistema con las reiteradas votaciones a las que son invitados los ciudadanos de este mundo por sus líderes Hubris pueden llevarnos a un auto gobierno donde los Hubris sólo tengan cabida en un centro de recuperación de trastornos mentales? Aquí queda esto, el resto es cosa tuya.
¿Te das cuenta que cuando votas a estos Hubris (designados no por ti, sino por instancias superiores) te estás volviendo cómplice de las atrocidades que luego ejecutan mediante las nuevas leyes inmorales en contra de la dignidad humana… te das cuenta que eres cómplice de los asesinatos que producen cuando, por ejemplo, declaran una guerra… te das cuenta que te conviertes en lo mismo que esos enfermos mentales al darles rienda suelta para hacer lo que les plazca y que jamás responderán de las consecuencias lamentables que se producen contra la sociedad?
¿Te das cuenta que permites con tu voto a estos enfermos mentales estar bajo el yugo opresor de la demencia y la locura? ¿Te das cuenta del por qué la sociedad nunca va al mejor sitio, sino al peor…: conflictos, guerras, hambrunas, tráfico de armas y drogas, trata de blancas y secuestro de niños con los que trafican para las perversiones de las élites que les designan para esos cargos públicos a los que tú votas?

Bibliografía

1. Russell B. Power: a new social analysis. London: Allen G. & Unwin; 1938.
2. McClelland DC. Human motivation. New York: Cambridge University Press; 1987.
3. Owen D. In sickness and in power: illness in heads of government during the last 100 years. London: Methuen; 2008.
4. Owen D, Davidson J. Hubris syndrome: an acquired personality disorder? A study of US presidents and UK prime ministers over the last 100 years. Brain 2009; 132: 1396-406.
5. Owen D. Hubris syndrome: Bush, Blair and the intoxication of power. London: Methuen; 2012
6. Owen D. Hubris syndrome. Clin Med (Lond) 2008; 8: 428-32.
7. Wray T. The role of leader Hubris in the decline of RBS and Lehman Brothers. In Garrard P, Robinson G, eds. The intoxication of power. London: Palgrave Macmillan; 2016. p. 229-51.
8. Young P. Síndrome de Hibris. Fronteras en Medicina 2016; 11: 99-100.
9. Carbajal CH. Síndrome de Hibris: descripción y tratamiento. Rev Med Chile 2014; 142: 270-1.
10. Peña D. El arte de la medicina: ética vocación y poder. Panorama Cuba y Salud 2014; 9: 31-41.
11. Rajshekhar V. Neurosurgery: a legacy of excellence. Neurol India 2015; 63: 468-75.
12. Kerfoot KM. Leaders, Self-confidence, and Hubris: what’s the difference? Nurs Econ 2010; 28: 350-1.
13. Sutton B. The boss as human shield. Harv Bus Rev 2010; 88: 106-9.
14. Ronfeldt D. Beware the Hubris-Nemesis complex. A concept for leadership analysis. Santa Monica, CA: Rand; 1994.15. Garrard P, Rentoumi V, Lambert C, Owen D. Linguistic biomarkers of Hubris syndrome. Cortex 2014; 55: 167-81.
15. Garrard P. On the linguistics of power (and the power of linguistics). In Garrard P, Robinson G, eds. The intoxication of power. London: Palgrave Macmillan; 2016. p. 135-54.
16. Otazo K. Preventing and curing Hubris in leaders. In Garrard P, ed. The leadership Hubris epidemic: biological roots and strategies for prevention. London: Palgrave Macmillan; 2018. p. 193-221.
17. Ellis H. Auto-eroticism: a psychological study. Alienist and Neurologist 1898; 19: 260-99.
18. American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders, fifth edition (DSM-5). Washington DC: APA; 2013.
19. Gunderson J, Ronningstam E, Smith LE. Narcissistic personality disorder. In Widiger TA, Frances AJ, Pincus HA, Ross R, First MB, Davis WW, eds. DSM-IV sourcebook. Vol. 2. Washington DC: American Psychiatric Association; 1996. p. 754.
20. Paulus MP, Stein MB. An insular view of anxiety. Biol Psychiatry 2006; 60: 383-7.
21. Gupta R, Koscik TR, Bechara A, Tranel D. The amygdala and decision making. Neuropsychologia 2011; 49: 760-6.
22. Knutson B, Wimmer GE, Khunen CM, Winkielman P. Nucleus accumbens activation mediates the influence of reward cues on financial risk taking. Neuroreport 2008; 19: 509-13.
23. Boksem MAS, Smolders R, Cremer DD. Social power and approach-related neural activity. Soc Cogn Affect Neurosci 2012; 7: 516-20.
24. Garrard P. Frontotemporal dementia: a clue to the biological basis of hubris syndrome? In Garrard P, ed. The leadership Hubris epidemic: biological roots and strategies for prevention. London: Palgrave Macmillan; 2018. p. 3-56.26. Cools R, Sheridan M, Jacobs E, D’Esposito M. Impulsive personality predicts dopamine-dependent changes in frontostriatal activity during component processes of working memory. J Neurosci 2007; 27: 5506-14.
25. 27. Morgan D, Grant KA, Gage HD, Mach RH, Kaplan JR, Prioleu O, et al. Social dominance in monkeys: dopamine D2 receptors and cocaine self-administration. Nat Neurosci 2002; 5: 169-74.
26. 28. Daniel JZ, Hickman M, Macleod J, Wiles N, Lingford-Hughes A, Farrell M, et al. Is socioeconomic status in early life associated with drug use? A systematic review of the evidence. Drug Alcohol Rev 2009; 28: 142-53.
27. 29. Blair KS, Finger E, Marsh AA, Morton J, Mondillo K, Buzas B, et al. The role of 5-HTTLPR in choosing the lesser of two evils, the better of two goods: examining the impact of 5-HTTLPR genotype and tryptophan depletion in object choice. Psychopharmacology 2008; 196: 29-38.
28. 30. Carter GL, Douglass M. The aging narcissus: just a myth? Narcissism moderates the age-loneliness relationship in older age. Front Psychol 2018; 24:
29. 1254.
30. Maccoby M. Narcissistic leaders. Harv Bus Rev 2000; 78: 69-77.

Enlaces a consultar si te apetece investigar:
https://www.infobae.com/2013/08/23/1503877-sindrome-hubris-la-enfermedad-los-que-creen-saberlo-todo/
https://sindromes.net/hubris/
https://www.diariodeleon.es/articulo/opinion/sindrome-hubris-psicopatologia-poder/201512280400021564009.html
https://www.xatakaciencia.com/psicologia/el-sindrome-de-hubris-el-problema-psicologico-que-pueden-tener-los-politicos
https://expansion.mx/especiales/2015/04/07/el-sindrome-de-hubris-la-enfermedad-de-los-lideres
https://www.neurologia.com/articulo/2018355

El curso de Wilcock

Ayer 11/04/2020, recibí mails, llamadas, wasap… con una alarma sobre el reciente curso de David Wilcock, todo eso se resumía en dos cuestiones, (1) vende un curso donde te promete y garantiza la ascensión a 5D, 6D e incluso a 7D y te ahorras miles de años de encarnación. (2) Se responsabiliza y culpabiliza por lo que hizo en sus vidas pasadas de que es el la causa única y primaria de que el Cabal esté en este mundo y ha venido a redimirnos de ellos.
Así es, y de entrada se me inflaron las gónadas divinas y escribí una breve reseñar donde calificaba a Wilcock como a un nazi; y además se la mandé a unos amigos. Uno de ellos, residente en Inglaterra, me llamó comunicándome que en el anuncio de su curso no figuraba nada de eso de lo que se le acusaba, que David no decía nada de eso en su folleto de curso. Así que lo traduje, y encontré que era así; yo estaba equivocado, me había dejado llevar de lo que me llegó y no comprobé la fuente. Error mío, y grave. Así que solicité a dos expertos (Licenciad@s en lengua inglesa) con más de 30 años de experiencia que peritaran el texto de anuncio del curso de David Wilcock. Al día siguiente mandaron sus traducciones. No había nada de lo que se me había advertido y la traducción de mi amigo de Inglaterra y la mía eran coincidentes. La única vez que habla de prometer, es que promete que el material para el curso te llegará sí o sí, eso es lo que promete.
David lo que hace es mostrar el resultado de sus investigaciones en un curso. Te dice que te explicará lo que dice el libro “La ley del Uno” sobre la ascensión a otras dimensiones, pero no promete o segura nada, sólo muestra lo que dice el libro. No vende, por tanto, un curso de ascensión, NO. Ni tampoco se culpabiliza de la situación mundial actual, no es así, se le tradujo erróneamente.
Muchos que ya me conocen, saben lo que opino de los que ya vendieron cursos para la ascensión el 21/12/2012, y a los tres días que no llegaron las naves, sacaron otro curso para la ascensión en 2017… estos no son mejores que los nazis. Los nazis asesinaron miles de vidas, los vendedores de cursos de ascensión asesinan tu confianza, tu autoestima, tu alma.
Como ya no tengo más espacio en este post, te emplazo en el próximo donde trato de los humanos sin alma, y ahí tengo más espacio para ampliar esto del curso de Wilcock y de lo que no estoy de acuerdo con el libro “la Ley del Uno”. Así que hasta el próximo viernes.

Suplicatorio: Esto no es una nota, es una súplica, por favor. Por favor, en nombre de Emilio (sin consultárselo, pero ya leerá esto antes de colgarlo en su Blog) os pido que no mandéis más mails con libros, enlaces o videos para que verifiquemos la verdad o falsedad de algo que mandáis. No somos los jueces. Lee y mira el video que quieras y saca tus conclusiones. Si luego quieres compartir ese material, hazlo, pero añada de qué va el video o el libro, qué has sacado en claro… comparte, pero no nos pongáis deberes, no estamos para hacer los deberes más que los propios. Estamos saturados de videos, libros y enlaces que mandáis para que de alguna manera os demos el visto bueno. No, así no funciona. Haz lo que he dicho antes, comparte lo que has concluido, tus impresiones… Además, no hay tiempo material para ver y leer todo eso que mandáis. Se han contestado más de seis mil mails ¿sabéis cuánto tiempo lleva eso? Yo llevo los mails casi al día, Emilio… no sé cuántos tiene pendiente de contestar. Y Clara, desde la cuenta elsersindios@gmail.com envía documentos, pero no está para responder preguntas, no es esa su labor voluntaria, y ha tenido días de estar mandado mails hasta las 03:00 de la madrugada. Gracias por comprendernos.

===============================================
¿¿¿¿….????: deéelij@gmail.com
===============================================

SI LO QUE ESCRIBO LLEGARA AL 100% DE ESTE PLANETA, NO ESTOY ESCRIBIENDO PARA EL 100%. SOLO ESCRIBO PARA LOS SERES HUMANOS QUE TIENEN ALMA, NO PARA LOS ENTES BIOLÓGICOS SIN ALMA, QUE SON LA INMENSA MAYORÍA.

===============================================

El COVID19 y sus efectos sobre la Ecología (Parte 1 de 3)

   
 
  En relación al COVID-19, estamos asistiendo a un fenómeno global muy beneficioso para los ecosistemas naturales del planeta, sobre todo, en los lugares donde de manera persistente se venían observando un incremento progresivo de la polución del aire y la contaminación de la tierra y las aguas. Esto, de manera global, nunca antes se había dado en la historia reciente de la Humanidad y esperemos, en relación a estos efectos beneficiosos, que se sigan manteniendo a partir de que finalicen los periodos de confinamiento social.   Un respiro para la Naturaleza Como botón de muestra de tales efectos beneficiosos, un artículo de 25/03/2020 publicado en la web de National Geographic con el título El planeta, el principal beneficiado por el coronavirus, afirma que la Vida Natural está renaciendo ahora en las grandes ciudades paralizadas por la alerta sanitaria. Las aves ocupan las calles, los canales de Venecia dejan ver los peces en sus aguas cristalinas, la vegetación y los animales empiezan a colonizar los espacios urbanos temporalmente no transitados, los delfines se acercan a las costas, etcétera, etcétera, etcétera. Estos son simplemente unos cambios iniciales que nos están ofreciendo la idea de un horizonte de ciudades más verdes y más amables con sus habitantes. Pero lo más impactante, que merece la pena subrayar, es el hecho de que muchos medios se han hecho eco de la impresionante caída de los valores de contaminación del aire en tan solo dos semanas desde que empezó el confinamiento social en las grandes ciudades. La calidad y pureza del aire ha mejorado extraordinariamente en todas ellas y, desde el espacio, se ha podido observar un desplome considerable de los niveles de contaminación atmosférica sobre las principales ciudades de Europa, respecto a las mismas fechas del año anterior, como son los casos de Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla, en España, de París o Lyon, en Francia, y de Roma, Milán o Nápoles, en Italia. Es cierto que, en tiempos pretéritos, han existido otras pandemias mucho más letales y de proporciones más épicas a nivel mundial, que la del COVID-19, en razón al número de habitantes a nivel mundial, como fueron la famosa peste negra de mediados del siglo XIV o la gripe española de 1918-1919, pero la polución y contaminación en aquellas épocas, así como la destrucción medioambiental, no eran, ni de lejos, tan acusadas como lo son actualmente. Básicamente, la industria y los transportes basados en los combustibles fósiles, la agricultura y la ganadería intensivas, la obsolescencia programada de los vehículos, electrodomésticos y otras tecnologías, más una población cuatro veces mayor que hace un siglo -1.825 millones de habitantes en 1918 versus 7.700 millones en 2020- marcan una diferencia muy importante en el potencial de destrucción medioambiental por acción directa de la mano del hombre. Indiscutiblemente, los efectos indeseables de esta crisis sanitaria a nivel de salud pública y los que lleva aparejados en relación a la economía y las finanzas, pueden llegar a ser calamitosos en términos de vidas humanas. Un mayor o menor número de pérdidas en este sentido, dependerá principalmente del nivel de Consciencia de las distintas poblaciones y culturas que conforman nuestra Humanidad. No obstante, en lo que a la ecología se refiere, los efectos han sido y siguen siendo muy deseables, por cuanto la Vida Planetaria en general ha experimentado un importante “respiro” que le ha permitido disfrutar de unas mejores condiciones medioambientales para poder recuperarse y manifestarse, hasta que nosotros, los humanos, le volvamos a poner coto, … o quizás no. Ya veremos.   Las enfermedades infecciosas y el efecto de dilución   Según se desprende de un artículo científico publicado el 26/11/2019 en National Geographic, titulado La deforestación da lugar a más enfermedades infecciosas en humanos, las grandes pérdidas de masa forestal en todo el planeta durante las últimas décadas están favoreciendo el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, provocándose de este modo la propagación y extensión de todo tipo de enfermedades infecciosas. Los sistemas agroalimentarios industriales y, en especial, la agricultura y ganadería intensivas, son actualmente las principales causas de deforestación. Y no solo la pérdida de biomasa está favoreciendo la aparición de agentes infecciosos, sino también el elevado estrés y sufrimiento al que estamos sometiendo a los distintos reinos de la Naturaleza, en especial, al reino animal y, más concretamente, a los animales de granja. Y, aunque el aumento de las temperaturas por el cambio climático podría disminuir la transmisión de algunas enfermedades infecciosas, por otro lado, están aumentando en mayor medida a través de los mosquitos u otros vectores de propagación del reino animal. Además, también está más que demostrado que la contaminación atmosférica y la electromagnética pueden aumentar la gravedad de algunas enfermedades infecciosas, sobre todo las respiratorias. Otro dato bien demostrado a nivel de salud pública, es el de la baja incidencia de enfermedades infecciosas para el ser humano en los lugares donde hay una gran biodiversidad, gracias al fenómeno natural conocido como “efecto de dilución”. Este efecto natural viene muy bien explicado en la Revista de divulgación científica Oikos, publicada por el Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México: “Cuando un ecosistema está intacto y sin perturbar, todas las especies de ese ecosistema están presentes, incluidos los patógenos; éstos, sin embargo, están diluidos gracias a la gran diversidad de especies presentes. Cuando el ecosistema se perturba, unas pocas especies se pueden volver extremadamente abundantes y, cuando eso sucede, sus patógenos también se vuelven extremadamente abundantes. Esto facilita la aparición de brotes de enfermedades. El efecto de dilución es, entonces, la respuesta que tienen los ecosistemas bien conservados de diluir a los patógenos siendo nuestra mejor defensa ante las enfermedades infecciosas emergentes.” Esto significa que una gran biodiversidad teje, de alguna manera, una red compleja de vida que permite reducir la transmisión de enfermedades infecciosas. Por tanto, debemos comprender que los complejos y variados ecosistemas naturales están cumpliendo muchos servicios que protegen el mantenimiento de la Vida en general y de los seres humanos en particular… y de forma totalmente gratuita.
Cuando los virus y las bacterias nos avisan de que algo no va bien     Veamos ahora, aunque sea muy brevemente, cuáles son las consecuencias de los sistemas ganaderos industriales en relación a las enfermedades infecciosas. Estos sistemas intensivos favorecen la aparición y propagación de brotes infecciosos que, en la inmensa mayoría de los casos, solo ocurre entre los animales de la misma especie, aunque también, en raras ocasiones -de manera natural o intencionada-, puedan transmitirse a los humanos. Por ejemplo, los virus de la gripe aviar -H5N1- transmitidos por aves acuáticas, parece ser que pasaron a las granjas industriales de gallináceas donde, “al parecer”, mutaron y se hicieron más virulentos. Otro ejemplo muy interesante, para el caso que nos ocupa, y que más adelante se abundará en cómo actúan los virus naturales para la preservación de las especies, es el caso del brote del virus de Nipah -Malasia, 1998- que se debió a la instalación de granjas porcinas intensivas junto a unos bosques tropicales en proceso de deforestación y que servían de hábitats, entre otras muchas especies, a unos murciélagos que, ante el estrés, desarrollaron dicho virus. Los animales porcinos, también tremendamente estresados y hacinados, con sus defensas inmunológicas muy bajas, quedaron muy expuestos al mencionado patógeno y, finalmente, fueron contagiados. Pues, entonces, algo muy similar debe ocurrir con los seres humanos, cada vez más expuestos en las zonas urbanas, con escasa biodiversidad, con elevada polución atmosférica y una creciente contaminación electromagnética que, unido a un alto nivel de estrés, sedentarismo, deficiente alimentación, aguas envasadas o muy tratadas, escasas o excesivas medidas de higiene, poca luz solar, etcétera. Todo ello, genera un caldo de cultivo ideal para la continua aparición de enfermedades infecciosas, víricas o bacterianas. No obstante, hay que decir que éstas tienen su porqué y para qué e, indudablemente, son mecanismos naturales muy beneficiosos para la preservación de la vida de todas y cada una de las especies de este planeta, incluida la nuestra, como ahora veremos. Pero antes, veamos un ejemplo de ciudad altamente densificada y contaminada como es el caso de Wuhan, la ciudad china donde supuestamente se originó la pandemia del COVID-19. Pasó de ser una ciudad de unos 2 millones de habitantes a inicios de los años 80, a tener actualmente unos 8 millones. Este crecimiento se concentró principalmente en la década de los 90, en la que nació una gran área metropolitana invadiendo zonas rurales y naturales de bosques y lagos. La gran área metropolitana de Wuhan, similar en tamaño a Londres, atrajo a millones de familias campesinas con una cultura estrechamente relacionada con la naturaleza. Estas prácticas culturales, que incluyen, por ejemplo, el consumo de ciertos animales silvestres, favorecen la zoonosis y la propagación de las infecciones mucho más rápido que en los núcleos urbanos más reducidos o de culturas alimenticias más vegetarianas. Por tanto, de Wuhan al resto del mundo, en un escenario capitalista-globalista como en el que vivimos, es fácil de entender la alta incidencia de propagación del coronavirus, independientemente de que se haya favorecido de manera interesada su expansión global, sumándole a todo ello la implementación obligatoria de medidas internacionales a nivel político, policial y militar, ciertamente desproporcionadas, para su control sanitario. Esto, lo que ha provocado es un efecto cascada de miedo y pánico generalizado, no solo por el virus, sino también por sus consecuencias económicas y sociales, afectando especialmente a los miles de millones de personas más vulnerables, viéndose así reducidas sus barreras inmunológicas y disminuidas sus posibilidades de supervivencia.   ======================================= Autor: Manolo López (Coordinador temático de Ecología del  Proyecto de investigación Consciencia y Sociedad Distópica) =======================================
Posted: 14 Apr 2020 11:38 PM PDT   Y un niño se le acercó junto con otros niños y, tirándole de la túnica, le decía:   —Maestro bueno, ¿por qué no nos hablas hoy, como otros días, y nos cuentas de tus cosas? Porque sólo tú te paras y nos escuchas, y tan solo tú miras como miran nuestras madres.   Y Abul Beka se sentó con todos ellos y así les hablaba:   —¿Veis a los pajarillos cómo se sientan también para escucharnos? ¿No notáis cómo las hojas de los árboles se inclinan para darnos más sombra? ¿Sentís cómo la naturaleza os cobija entre sus manos y os protege en su pecho?   Y un niño se levantó y dijo:   —Maestro nuestro, ¿sabes?, yo veo a un amigo que siempre va conmigo y que cuando nadie me oye él me oye; y que cuando nadie me ve, él me ve. Muchas veces le hablo; mas los mayores dicen que es mi cabeza, que tiene alas de fantasía, y se ríen de él y de mí. Dime, ¿tú también te reirías?   Y él le respondió:   –De verdad te digo que cuando la inocencia llena la vida es cuando únicamente no se está solo. Aquellos que se ríen de ti ya mataron a su amigo y su compañía, y se sumergieron en la apariencia de creer que están rodeados de amigos y compañías. Ellos ríen en ti aquello que mataron y también desean que tú lo mates.   Y después, mirándolos a todos, les dijo:   —Mirad que no dejéis nunca de guardar a vuestro amigo en el corazón. Él es el único que conservará vuestra infancia. Y de verdad os digo que aquel que logre de vosotros seguir siendo un niño, a través de todas las etapas que, como zancadillas, os pone la vida, se convertirá en maestro de los hombres para volverlos como niños.   ====================================================== Autor: Cayetano Arroyo Fuente: Diálogos con Abul Beka (Editorial Sirio) Nota: En homenaje a la memoria de Cayetano Arroyo y Vicente Pérez Moreno, un texto extraído de los Diálogos de Abul Beka se publica en este blog todos los miércoles desde el 4 de octubre de 2017. ======================================================
EL CIELO EN LA TIERRA.  
 

¿PANDEMIA DE VIRUS O DE MIEDO? LO QUE ESTÁ PASANDO, PASARÁ. ¿DESDE DONDE LO VIVIMOS?

Sumar vida
Posted: 01 Apr 2020 11:01 PM PDT

Cuando cerramos la puerta principal y las ventanas de nuestra casa, la energía vital que queda en el interior se cristaliza. Es entonces cuando la forma de la estructura de la vivienda, su distribución, la decoración y lo que en ella se vive, hace vibrar de una forma determinada la vida que contiene. Esta vibración puede hacer que dicha vida aumente su luz, mejorando con ello la lucidez y la armonía interna de sus habitantes, o puede haber que la disminuya generando cansancio o sensación de dispersión.

Al día siguiente, cuando volvemos a abrir la vivienda al mundo, la vida nueva que entra regenera la energía, pero la que albergaba y vibraba en su interior, también sale de la vivienda y se comparte con el resto.

Al igual que ocurre con nuestra respiración, contenerla en exceso nos perjudica y soltar sólo lo tóxico, contamina al resto.

Preocuparte de tener un buen ambiente y vibración en casa únicamente para tu beneficio, puede llevarte a actuar de igual manera en los diferentes ámbitos de tu vida.

Tratar de mantener la armonía en ella para colaborar, al compartirla, con el resto del mundo, te llevará a una profundidad mayor a la hora de vivirla y de vivirte.

================================================================================
Autor: Andrés Tarazona (andres@andrestarazona.com)
Todos los jueves, desde el 7 de noviembre de 2019, Andrés comparte en este blog una serie de publicaciones centradas en
el Diseño Sentido: interiorismo y diseño consciente de viviendas, comercios y empresas que mejoran la calidad de vida.

Inicio


================================================================================
el cielo en la tierra

Anteriores Entradas antiguas

WordPress.com News

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Josep Pamies blog

una opinion silvestre

salvela

Literatura, fotografía y comentarios literarios y cinematográficos

Porque la vida es irreparable y la podemos destruir aun más

La desesperación, surrealidad, flojera, miedo, dolor, alegría de lo que hacemos a diario, viéndolo desde un punto de vista alterno

Huellas en mi alma

El blog personal de Ema

Árbol en tierras Salvajes

Todos Buscamos respuestas, yo tengo algunas y quiero compartirlas contigo

~El carpe diem en su mejor verso

"La inspiración te busca, deja que te encuentre aquí."

Ecos de la distancia

Blog de la autora Estefanía Jiménez

Redalmados

Educación, Discapacidad, Psicología, Orientación, Curiosidades y mucho más

La letra pequeña crece

Cosas que se me pasan por la cabeza y que me atrevo a escribir...

Poemas Desde el Vacío

Sitio de Convergencia de Saberes

traficodeletras

Lima-Peru (PARODY)

Javier Trejo

Para mis amigos, mi comunidad y los amantes de la literatura

ESTEFANÍA Y SUS ROLLOS

"Vengo de una raza conocida por el vigor de su fantasía y por el ardor de su pasión" E.A.Poe

Eltiempohabitado's Weblog

Blog de Julie Sopetrán. Poesía para niños y adultos.