Mi ángel de ojos azules

Ahora puedo entender cómo puedo aconsejar a las parejas siendo soltero, no hay palabras, nos sacrificamos por los demás en el mejor momento de nuestras vidas, éramos la envidia siempre con una sonrisa dando la mano y sanando a los leprosos dejando nuestras túnicas y perdiéndonos con los pobres y con los apestosos de la sociedad de la época, siempre dispuestos a dar lo que necesitaba la persona que venía a nosotros. Era tal la unión que no hacía falta la palabra, nuestra mente era un solo ser siempre era lo primero ayudar al necesitado nuestros problemas y sufrimientos que daban en segundo plano, siempre fue dar sin esperar nada a cambio porque era tan grande la espiritualidad que nos envolvía que nos daba la luz y la fuerza para el día a día, y un día en la batalla del bien y del mal se pidió el sacrificio de uno de los dos a cambio del bien de ese mundo y nuestro mundo se derrumbo, ya no fue igual se salvó ese mundo pero ya no fui el mismo, me volví solitario seguía ayudando pero no era el mismo no era igual, me enfadaba al comprobar que la gente no valoraba el sacrificio de una persona de luz para que ellos pudieran encontrar el camino hacia la luz y en unos de mis enfados hice cosas que no debía ya que en mis manos tenía un inmenso poder físico y espiritual, cuando estabas a mi lado me dabas paciencia y me calmabas me ayudabas
a utilizar la fuerza y la sabiduría que poseía a ese pueblo que nunca entendió lo que hicimos por ello te quiero mi ángel de ojos azules y te echo de menos, es tanto tiempo mi alma que mi alma tiene una cicatriz muy profunda, solo diré gracias mi Dios, gracias y dame la luz y las palabras o silencios en cada momento que lo necesite y gracias por vivir estas experiencias. Gracias pido tu protección Señor .

HEYOAN